Diario Uno Economía Bitcoin
Entrevista

"El Bitcoin es un experimento mal hecho en el que se socializan los costos"

La economista salvadoreña Lourdes Molina analiza las criptomonedas un mes después que El Salvador convirtiera al Bitcoin como moneda de curso legal

Por UNO

Un mes después de que El Salvador se convirtiera en el primer país del mundo en adoptarlo como moneda de curso legal, la utilización del Bitcoin (BTC) en la nación centroamericana gira entre ser una vía alternativa para el envío de dinero desde el exterior sin comisiones, como promociona a diario el presidente Nayib Bukele, o un "experimento mal hecho en el que se están socializando los costos a través del presupuesto público y los impuestos", según indicó a Télam la economista salvadoreña Lourdes Molina.

El 3 de enero de 2009 comenzó a circular por Internet un documento en el que se invitaba a resolver un código informático a través de un sofisticado cálculo matemático, que como recompensa otorgaba un pago de 50 BTC.

Ni Satoshi Nakamoto, ni la persona o grupo detrás de este pseudónimo con el que se firmó aquel documento, se hubiera imaginado que esos primeros 50 BTC saldrían 2.846.560 dólares a mediados de octubre.

Quizás este sea uno de los motivos por los que el presidente salvadoreño anunció hace dos semanas que decenas de computadoras instaladas en una central geotérmica obtuvieron los primeros 340 dólares en BTC, luego de realizar día y noche cálculos matemáticos utilizando la energía de un volcán a 100 kilómetros de San Salvador.

Sin embargo, la legalización de esta criptomoneda cosecha críticas por tratarse de un "casino virtual" en el que solo ganan quienes tienen "mentalidad de tiburón" utilizando la aplicación de una empresa privada subsidiada con fondos públicos.

-¿Hay riesgos en hacer que una criptomoneda sea de curso legal?

-Hay varias vulnerabilidades en el ámbito fiscal. La implementación de la ley le costó a El Salvador 205.3 millones de dólares. Son recursos públicos que se entregan a las personas por registrarse en Chivo Wallet (billetera digital para utilizar BTC). Esto es un bono de bienvenida de 30 dólares que "el gobierno iba a regalar" por registrarse. Chivo Wallet es una sociedad anónima de capital variable, es una entidad privada exenta de las obligaciones de rendición de cuentas, como si fuera un ministerio. Se está socializando esto con impuestos que todos pagamos.

Otro riesgo es que El Salvador se convierta en un paraíso fiscal virtual. El BTC no está regulado por ninguna entidad, como el dólar que depende de la Reserva Federal de Estados Unidos.

Hay un registro público, pero los códigos no permiten la individualización de usuarios y es muy difícil poder atribuir a alguien las transacciones. Puede haber transacciones anónimas de actividades ilícitas como el narcotráfico.

La volatilidad es otra de las advertencias. Es muy volátil a las regulaciones que hace China, a los potenciales anuncios de Estados Unidos, o incluso a que alguien como Elon Musk diga que lo apoya o no. Se ponen en una situación muy vulnerable los ingresos de las personas.

Como economista tuve que leer y entender cómo funciona el BTC. Tampoco hubo un periodo que permitiera educar financiera y tecnológicamente a las personas.

-Es como sumir a las personas a una lógica especulativa de la cual no quieren formar parte...

-Se habla de tener la mentalidad de tiburón en un país con altos niveles de pobreza. No le podemos pedir a las personas que inviertan los pocos recursos que ni siquiera le alcanzan para cubrir la canasta básica alimentaria.

Uno de los problemas de la ley BTC es que no responde al contexto salvadoreño. Hay amplias brechas en el acceso a internet. No está claro cuál es el problema que se trata de resolver, parece un negocio de particulares en los que nuevamente está involucrado el aprovechamiento de recursos públicos.

-¿Lo está usando la gente para transacciones cotidianas o pagar los impuestos?

-La ley deja la posibilidad de que los contribuyentes puedan pagar sus obligaciones tributarias en BTC, pero no se tiene esa información. Quien puede tener esos datos oficiales podría ser Chivo Wallet, pero al ser una entidad privada no se le puede exigir su acceso por medio de la ley de acceso a la información pública.

Es la que podría dar más respuestas sobre qué tanto se usa la app, qué tanto lo usan después de los 30 días, qué se está consumiendo, si están funcionando los descuentos o las alianzas con los comercios.

Hay comercios que lanzaron promociones como 'aquí te aceptamos tu bono BTC'. Las personas usan los 30 dólares por persona a los que pueden acceder. Ha habido tuits del presidente señalando que se recibía un millón de dólares en flujo de remesas al día pero no tenemos forma de controlar esto. Ha señalado que hay más de tres millones de usuarios activos en la población. Esos datos no los tenemos y dudo que los hagan públicos.

-Uno de los argumentos es que el 70% de la población salvadoreña no está bancarizada y la Ley Bitcoin los favorecerá...

-La ministra de Economía señala que el objetivo es buscar mayor inclusión financiera, pero no hay ningún estudio que indique esto. La Chivo Wallet y el BTC permiten que las personas hagan transacciones de compra de bienes y servicios de manera digital, ese es solo uno de los componentes.

Cuando hablamos de inclusión financiera le permites a las personas, empresas o agentes económicos poder acceder a productos financieros como crédito, seguros o líneas de ahorro. Como medio de inversión está bien, pero en El Salvador se le da la función de dinero.

Dentro del dinero cumple la función de ser unidad de cuenta y un medio de intercambio, aunque deba ser masivamente aceptado, pero la función que no cumple como moneda es ser depósito de valor.

Dólares, yuanes y euros tienen modificaciones, pero en el largo plazo el poder adquisitivo que tienen no varía drásticamente. Pueden haber variaciones por alguna depreciación por un choque externo o un contexto nacional particular, pero en el caso del BTC cambia segundo a segundo. Es un activo demasiado volátil para que sea un depósito de valor.

-Hay una promoción con un descuento en cargas de combustible pagando con Chivo Wallet, quizás esa sea una manera de darle una mano a la gente...

-Probablemente vas a estimular el consumo. Las personas están descargando la app y están consumiendo los 30 dólares. Eso está entrando a la economía del país, están dinamizando oferta y demanda a través del consumo directo de los hogares. La pregunta es cuánto tiempo va a durar esto. ¿Lo van seguir utilizando para sus transacciones? ¿Lo utilizan como medio de pago o solo son los 30 dólares y ya?

La Ley Bitcoin en El Salvador es un experimento mal hecho, no se hizo con base en estudios técnicos, sino con base en la improvisación. El objetivo de garantizar el bienestar de la población salvadoreña lo sigo cuestionando incluso un mes después de la ley.

Sea como sea se están socializando los costos del experimento a través del presupuesto público y los impuestos que lo permiten financiar. El Gobierno apostó a un casino virtual.

Fuente: Javier Peverelli (Télam)