Luego de sucesivas ampliaciones del plazo para refinanciar la deuda externa de Mendoza, en el Gobierno se esperanzan con que este nuevo término sea suficiente para alcanzar la meta de renegociar con el 75% de los acreedores. Hasta ahora han aceptado el 66,25% de los bonistasy el nuevo plazo se extendió hasta el 11 de septiembre de este año.

Para salir del default selectivo Mendoza necesita contar con un ideal de aceptación del 75% de los bonistas, de manera de evitar posibles futuros juicios de esos tenedores de deuda.

Te puede interesar...

“Si conseguimos llegar a un acuerdo con más del 75% de los bonistas, el resto debe aceptar las condiciones con las que se acordó con la mayoría, y no tienen derecho ni a queja ni a un juicio por reclamos. Si se acordase con un porcentaje menor al 75% se deja abierta la posibilidad de que aquellos bonistas con los que no se acordó exijan otras condiciones, como sucede con los que se denominan fondos buitres”, explicaron desde el Ministerio de Hacienda. Hasta el 6 de agosto pasado, el porcentaje de bonistas que habían aceptado rozaba el 60%.

Por eso la refinanciación del bono PMY24 se amplió hasta el 11 de setiembre.

El proceso de refinanciación de la deuda de Mendoza comenzó el 20 de mayo cuando el gobernador Rodolfo Suarez anunciaba que comenzaba la renegociación de U$S590 millones de la deuda externa mendocina. Fue después de que el Estado mendocino no pagara un vencimiento de intereses por unos U$S 25 millones.

En Hacienda entienden que el acuerdo con los bonistas al que llegó el Gobierno Nacional puede servir de envión para la renegociación de la deuda mendocina y es por eso que apuestan a extender el plazo para alcanzar una refinanciación beneficiosa para las alicaídas arcas provinciales.