Diario Uno > Economía > Estados Unidos

Aseguran que Estados Unidos liderará la recuperación mundial post pandemia

El crecimiento económico mundial cobrará impulso a partir del verano 2021, cuando una parte grande de la población de Estados Unidos y Europa esté vacunada.

"La recuperación económica cobrará impulso a partir del verano europeo de 2021, cuando una parte suficientemente grande de la población de Estados Unidos y Europa esté vacunada", pronosticó un análisis privado de la economía que se viene.

La aceleración del proceso de vacunación y su eficacia son "clave para la recuperación económica", por lo que las perspectivas de regresar a "la normalidad" son desiguales e inciertas en los distintos sectores de actividad y en todos los países, según un análisis privado.

Sin embargo, existe "un riesgo de retraso en el despliegue de las vacunas, en particular debido a las limitaciones de suministro para los fabricantes, derivadas de la escasez de ciertos componentes y de las restricciones a la exportación".

"Las tendencias económicas mundiales son desiguales debido a las persistentes incertidumbres en torno a la propagación del COVID-19", sostuvo el informe elaborado por la empresa del sector del seguro de crédito Coface.

Remarcó que "la aceleración del proceso de vacunación, así como su eficacia, son claves para la recuperación económica".

"En este contexto, las perspectivas de vuelta a la normalidad son desiguales e inciertas en los distintos sectores de actividad y geografía", subrayó.

Así, la previsión de crecimiento mundial de la empresa fue revisada al alza en medio punto y se ubicó en 5,1% para 2021 ante la estimación de un crecimiento más fuerte de lo esperado en Estados Unidos.

"Además de Estados Unidos, es probable que otros sectores de la economía mundial vuelvan a su nivel de actividad anterior a la crisis de aquí al verano europeo", puntualizó.

Pese a ello, alertó que "otros sectores se están quedando atrás, sobre todo en los servicios y especialmente en los que implican un contacto físico con los clientes, y en las economías europeas".

"En algunas de las principales economías emergentes, la recuperación también se está viendo frenada por el aumento de la inflación, que está obligando a los bancos centrales a endurecer la política monetaria", remarcó.

Aseguró que la economía estadounidense entra en modo de "alta presión" en un contexto en el que la brecha de crecimiento esperada entre la eurozona y Estados Unidos es "habitual, particularmente en una fase de recuperación".

"Esto se debe en parte a los estabilizadores automáticos más débiles en Estados Unidos, que aceleran los ajustes en el empleo y los ingresos", analizó.

Resaltó que en esta oportunidad las razones de la brecha de crecimiento en los Estados Unidos se vinculan con las medidas de movilidad menos restrictivas que en la eurozona, tanto en 2020 como a principios de 2021, y un despliegue de vacunas más rápido.

"Las diferencias en la política económica también pueden explicar el rendimiento superior de Estados Unidos", enfatizó y afirmó que "la Reserva Federal estadounidense (Fed) ha aumentado el tamaño de su balance" y su programa de compra de activos "aumentó en torno al 13% del PIB en 2020 frente al 9% del Banco Central Europeo (BCE)".

En tanto, subrayó que "un mayor apoyo fiscal permitirá a la economía estadounidense volver a su nivel de PIB anterior a la crisis más rápidamente".

Seguir leyendo