Diario Uno > Economía > computadoras

Analizan implementar un arancel al ingreso de computadoras

El Gobierno nacional analiza aplicar un arancel de 16% al ingreso de computadores terminadas. Esto afectará el precio de productos de marcas internacionales

El Gobierno nacional analiza aplicar un arancel de 16% al ingreso de computadoras terminadas. Esto afectará el precio de productos de marcas internacionales.

La medida es en medio de la pandemia en la que aumentaron las ventas de insumos informáticos debido al home office y a la educación a distancia aplicada para reducir la cantidad de contagios pero también serviría para administrar la escasez de dólares.

Te puede interesar...

Fuentes de la industria describieron que las restricciones para importar impactan a las marcas, mayoristas y cadenas de retail pero de manera desigual. "Las trabas empezaron en noviembre y hay embarques retenidos en la Aduana a la espera de una autorización de la Secretaría de Comercio y se van liberando a cuentagotas", se lamentó un alto ejecutivo. También añadió que el Gobierno argumenta que actualmente "hay mucho stock en el mercado y que por el momento no es necesario importar".

Desde una empresa de retail coinciden con esas apreciaciones pero recalcan que la situación podría cambiar a partir de marzo, en el inicio de la temporada alta de la PC.

Además, la idea de modificar el esquema arancelario estaba bastante difundida por toda la industria. De hecho, varias fuentes del sector señalaron que la suba prevista no contemplaba la exigencia de ensamblar computadoras en el régimen promocional de la isla, sino en cualquier lugar del país. "Si se llega a concretar, no tenemos previsto hacerlo en el sur por los altos costos logísticos", aseguraron

El renovado segmento de las PC en la Argentina es liderado por las marcas internacionales (Lenovo, HP, Dell, Acer y Asus), que concentran el 60% de las ventas totales. El 40% restante se lo reparten los sellos locales, como Banghó (PC Arts), Exo, Noblex y Compaq (grupo Newsan) y Positivo BGH, entre otros. En la industria creen que con el traslado a precios del impuesto se invertirán los porcentajes.