Diario Uno > Economía > CTA

Advierten que la caída del trabajo registrado continuará en 2020

Los datos respecto a empleo y salarios en la despedida del gobierno de Mauricio Macri confirman el fracaso en la generación de puestos de trabajo de la actual administración y uno de los máximos desafíos que afrontará la gestión de Alberto Fernández. Caída del empleo, corrosión sin frenos del poder adquisitivo, récord de suspensiones para los últimos dos años son algunos capítulos del escenario laboral.

Una conclusión de Luis Campos, coordinador del Observatorio de Derecho Social de la CTA Autónoma ejemplificó el panorama. “Es tal la magnitud de la destrucción del mercado formal de trabajo de 2015 a la fecha que se torna difícil pensar que no fue un objetivo buscado por la política que implementó este gobierno”, sintetizó el analista.

Te puede interesar:Indignante. Video: Ladrón asesinó con un tiro en la cara a una vendedora que le había dado la plata sin resistirse

La caída del empleo registrado en septiembre (SIPA), llegó a 140.000 empleos menos, según la comparación interanual, y bajo foco de análisis mensual define al tercer peor registro de los últimos 11 años, con lo cual la destrucción del trabajo registrado continuará en 2020.

En rango de efectos directos y colaterales, el escenario salarial, léase paritarias, sumas adicionales o bonos de fin de año o emergencia, es gráfica respecto al último mes del año. Así lo consideró Martín Kalos, economista jefe de @Elypsisweb. “No hay un reparto en base a una situación de crecimiento, lo que se denomina ‘capitalismo cooperativo’ en la puja de ganancias y salarios.

Al achicarse que la masa de ganancias se comprime cualquier posibilidad de distribución, ni que hablar la que respecta a los sueldos”, describió el economista. El fenómeno confirma una heterogeneidad marcada tanto a nivel sectorial como federal, donde pocos sectores mantienen sus ingresos en términos reales o expresan alguna expectativa de generar empleo.

“De allí que apreciemos a diferentes sindicatos, de estatales o privados, que solicitan un bono de fin de año, una suma adicional o alguna reparación para sus salarios. Incluso ante empresas que tienen problemas para llegar a fin de mes, el escenario de esta puja distributiva es una muestra o resumen de los últimos años”, describió el analista.

Kalos graficó incluso que la secuencia de los últimos años revela que sobre la distribución del ingreso, vía estancamiento económico, se empeoraron todas las variables, incluida la calidad del empleo, desocupación y el salario real. “Si algún detalle faltaba es que además de la destrucción de los ingresos de las familias de los trabajadores, el mismo y delicado fenómeno se aprecia para un amplio sector de las empresas”, dijo Kalos enfatizando la gravedad de la situación.

Tanto Luis Campos de la CTAA como Kalos de Elypsis acotaron que la cantidad de asalariados registrados sigue en caída libre. “Superando el vaticinio de los analistas con mayor pesimismo respecto al período 2015/2019” y los valores absolutos regresando a cifras de 2012, contra un crecimiento poblacional que oscila en el 7%.

Prisma incluso de la caída en la industria de la construcción (-2,6% en el mes) y el retroceso de los sectores manufactureros, “se aprecian casi 160.000 trabajadores menos,- 12,5%, en los últimos cuatro años”, subrayó Campos.

La postdata respecto los datos de octubre tampoco ofrecen merma, ni pausa, así lo verifica la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL), que refleja que el empleo registrado cayó superando bajas de septiembre y las suspensiones de trabajadores formales alcanzaron los valores más altos de la última década.

Fuente: BAE

Te puede interesar...

Temas