Una carnicería de Benegas y un mercadito del barrio Covimet, ambos en Godoy Cruz sufrieron en carne propia los hechos de inseguridad ya habituales en el Gran Mendoza, donde individuos armados con armas de fuego asaltan a los comerciantes o ciudadanos comunes a punta de pistola para arrebatarles sus pertenencias o dinero.

Cerca de las 20.45 de este sábado, dos hombres mayores ingresaron a la carnicería de calle Lago Argentino y Málaga, del barrio Fush, Benegas, donde estaban trabajando Marcelo Q. de 85 años, y Jorge D., de 23, y haciéndose pasar por clientes esperaron el momento oportuno para extraer sus armas de fuego. Allí, bajo amenazas, los maleantes se hicieron de la caja registradora con el dinero en efectivo que tenía (no se informó la cifra) y una balanza digital, para luego escaparse.

Unas horas más tarde, ya a las 22, fue un autoservicio el que sufrió el robo de sus magras ganancias. El mercadito de la esquina de las calles 9 de Julio y San Fernando, en el barrio Covimet III, se disponía a dar por finalizada la jornada y a cerrar sus puertas, cuando una mujer de 36 años estaba en esa faena, fue sorprendida por nada menos que por una banda de cuatro ladrones. Además del número, la comerciante se vio amenazada por armas de fuego, por lo que tuvo que permitir que los maleantes saquearan a gusto, y se llevaran $2.000 en efectivo, cuchillos de carnicero, varios cartones de cigarrillo y otras mercaderías.