Diario Uno Red de Construcción Responsable Ciudad

"Pensar la ciudad" en tiempos del Coronavirus

 Embed      

En los tiempos actuales, en que la aparición de un virus nos ha llevado a cumplir períodos de aislamiento social y obligatorio y que nos ha producido un paréntesis en nuestras actividades, nos ha dado tiempo para permitir "pensar" y "pensarnos".

Podemos ver que este virus no distingue países, ideologías, sectores sociales, …. ataca a todos por igual. Y que la naturaleza tiene sus lógicas, aunque el ser humano no las respete.

Particularmente en el tema urbano, es un tiempo necesario para reflexionar sobre la forma de “hacer ciudad”.

Para ello, es bueno recordar los orígenes del Urbanismo que como disciplina nace, aproximadamente, dos siglos atrás.

¿Y por qué nace? Nace como respuesta a las malas condiciones de vida que existían en las ciudades industriales, principalmente europeas. Las mismas, en pocos años, vieron crecer su población al doble o más, producto de la emigración de los habitantes del campo a la ciudad, atraídos por el trabajo que ofrecían las industrias radicadas en ella.

 Embed      

Los nuevos ciudadanos se asentaban en ciudades existentes, la mayoría con un trazado y una configuración medieval, carentes de servicios básicos. Esto significó la falta de condiciones mínimas de habitabilidad que se tradujo en campo propicio para la aparición de “pestes” que provocaron muchos muertos. A lo que deben sumarse las paupérrimas condiciones laborales de esa época.

Los mencionados acontecimientos y las condiciones de vida de la primera parte del Siglo XIX, hicieron surgir una corriente de pensadores "higienistas" que tuvieron al Barón Haussmann como uno de sus máximos exponentes.

¿Cuál fue el gran acierto de Haussmann? Pensar en una ciudad de París diferente, una ciudad que tuviera calidad de vida. Por lo que abrió calles anchas en una trama medieval tortuosa, de aceras angostas, con poco sol y donde circulaba escasamente el viento, y las unió con puntos focales donde se insertaban monumentos, edificios públicos, plazas, parques, entre otros.

Incorporó el verde en la ciudad al introducir los bulevares, los parques que desde ese momento pasan a estar abiertos y son de uso público.

A esto se agregó la incorporación de la infraestructura de servicios: el transporte público, siendo el ferrocarril el gran protagonista, ya sea subterráneo o en superficie; las redes de agua potable, de cloaca y de gas. Este último servicio permitió incorporar en la ciudad el alumbrado público, hecho que le valió la designación de “París, la ciudad luz”, modelo a imitar en aquella época.

Todo lo comentado nos tiene que hacer pensar, reflexionar sobre el modo en que materializamos la ciudad actualmente. Si bien París constituyó un modelo a imitar, lo fue porque respondió de muy buena manera a la encrucijada de su espacio y su tiempo.

Esta circunstancia actual tiene que hacernos reflexionar sobre cómo vamos a responder a nuestra encrucijada de espacio y tiempo, donde la forma de pensar y hacer la ciudad deberá responder a varias disciplinas donde estén presentes las tradicionales lógicas edilicias y morfológicas, más las lógicas ambientales, sociales y económicas. La problemática actual es mundial y afecta a muchos aspectos, pues un virus generó impactos mucho más allá de la salud, afectando la economía y las relaciones internacionales, nacionales, locales y familiares.

Para concluir, lo mencionado tiene que hacernos pensar que la respuesta no vendrá de una sola disciplina, sino que tendrán que converger todas las “disciplinas” aportando sus saberes y sus experiencias, con empatía y resiliencia, para generar un nuevo modo de hacer ciudad: más equitativa, socialmente más integrada, que evite la fragmentación y la segregación … en síntesis: más sustentable.

*La autora es:

  • Magister en desarrollo urbano (Universidad Nacional de Córdoba)
  • Arquitecta (Universidad Nacional de Córdoba)
  • Profesora universitaria en Arquitectura (Universidad Champagnat)
  • Especialista en docencia universitaria (Universidad Nacional de Cuyo)
  • Doctoranda en Arquitectura (Universitat Internacional de Catalunya)

Temas relacionados: