Cholunotas Martes, 13 de noviembre de 2018

Nati Jota y los problemas que solucionó tras achicarse las lolas

Entrevistada por una publicación semanal, la periodista confesó varias de dificultades que debía afrontar antes de su reducción de pechos.

Nati Jota está feliz tras su reducción de lolas, pero sobre todas las cosas, la periodista parece estar aliviada luego de que sus problemas por el tamaño de sus pechos quedaran en el pasado.

Ahora, a un mes de la operación que le cambió la vida, la comunicadora le concedió una entrevista a Gente y habló los problemas que ya no padece tras su paso por el quirófano.

"No me importa que se hable de mis tetas, porque soy la primera en hacerlo. Vivía limitada y no me lo cuestionaba", arrancó diciendo Nati.

"Sólo por mencionar algunos ejemplos... para ir a trabajar siempre usaba la misma ropa; cuando salía de vacaciones tenía que mandarme a hacer los corpiños de la bikini a medida, porque no conseguía talle; y, para las galas o fiestas nunca podía usar un vestido sin espalda o con breteles finitos, porque necesitaba algo que me sostuviera. Sí, vestirme se me complicaba, era un problema", agregó.

"Nunca fui de usar mucho escote, pero sí remeras ajustadas. Entonces, lo que me pasaba era que, al caminar por la calle, sentía que llamaba mucho la atención... y me daba vergüenza. Como si fuera poco, todo eso influía en mi postura: siempre encorvada y con dolores", reveló luego.

"No busco ni promuevo la delgadez extrema. Me gusta verme bien, ser fibrosa, tener mis músculos y mi rollito en la panza...", concluyó Nati.

Más noticias