Cholunotas Martes, 24 de julio de 2018

"Iván es un tipo humilde, hicimos una amistad"

Diego Aira, ganador del rosco del juego conducido por De Pineda, se alzó con $1.300.000 y, en esta nota, contó cómo vivió el concurso y su relación con el conductor.

Diego Aira, ganador del rosco de Pasapalabra, por la pantalla de El Siete, habló tras quedarse con más de 1.300.000 pesos por ganar el Rosco (sumando un total de 1.600.000 pesos en premios) y contó cómo vivió esa experiencia televisiva.

El participante se hizo muy querido por el público ya que participó en 64 programas y su carisma logró que la gente se ponga de su lado.

-¿Hiciste algún tipo de preparación especial antes de entrar al programa en cuanto a contenidos?

-Miré roscos de programas anteriores, tratando de ejercitar la memoria que te permite ganar mucho tiempo, el ejercicio de recordar las palabras que van quedando en el camino para la segunda vuelta. Es un entrenamiento específico para el programa, pero la preparación es de toda la vida, lo que tenés acumulado de lectura y curiosidad. Mucha literatura, leer diccionario y a nivel enciclopédico. Tengo buena memoria y eso ayuda mucho.

-¿Te tenías confianza en consagrarte ganador?

-Siempre me tuve confianza y era el tipo de programa que me gusta, de preguntas y respuestas. Era el programa que más me gusta. Ya que me hayan convocado era la primer meta. Y después nunca me imaginé llegar a 64 programas, se fue dando paso a paso. Hubo momentos en que dudé si podía ganarlo, en el medio hubo altibajos, desconfianza, decaía un poco y después subía, pero pude mantenerlo con perseverancia hasta ganarle al rosco.

-¿Implementaste alguna cábala o secreto que te ayudó para seguir invicto durante los programas?

-No soy cabulero, pero sí hacía una rutina de ejercicios de relajación y respiración para estar tranquilo antes del programa. Sobre todo en los primeros programas. Pero durante el programa lo jugaba en serio sin que eso me impidiera divertirme y jugar en equipo. Me gustaba charlar con mis contrincantes en la previa del programa para saber de la vida personal de cada uno y distender. Pasé tres meses y fue una buena experiencia de vida.

-¿Cómo fue la relación con Iván de Pineda?

-Iván me cayó bien desde el primer día y pude confirmar que refleja lo que es como en la tele, la calidez y la persona humana que es. Es tal cual se lo ve en la pantalla, es muy querido y humilde. Tal cual se lo ve al aire. Si bien no somos amigos íntimos, nos conocimos mucho en estos tres meses. Me dio muchos consejos para que esté tranquilo. Una relación de amistad y de consejero. Le tengo mucho cariño y respeto. Me parece uno de los mejores conductores por su sabiduría y es buen tipo, de buena madera.

-¿Cuál es la repercusión que tuviste de la gente en la calle?

-Con el correr de los días recibí mensajes en las redes de gente de todo el mundo. Me saludaron de todos lados, no esperaba que tenga tanta repercusión. Ellos también formaron parte de mi triunfo, fueron un gran sostén. Es muy reconfortante que tanta gente quería que gane. En la calle la gente me felicita y me llena de orgullo, la mejor onda, me piden fotos y yo con mucho gusto lo hago. Eternamente agradecido con la gente.

Dejanos tu comentario