Cholunotas Domingo, 12 de agosto de 2018

"Este país es gordofóbico, en el tema discriminación es una mierda"

La artista se presentó en Mendoza con su stand up Minas jodidas y también realizó un desfile de ropa de talles grandes

Mar Tarrés es una joven que hace humor y que lucha por aquellas personas que son discriminadas. La actriz que se presentó en Mendoza con su stand up, Minas jodidas, además de realizar un desfile con talles grandes, comenzó con este espectáculo, al igual que con su iniciativa de traer esta ropa, tras varios problemas personales. La muerte de su hermano de 24 años, la de su padre y que su novió la había dejado llevaron a Mar a aumentar mucho de peso.

Hoy la artista es una de las personas que lucha por las mismas condiciones para todos los tipos de personas. "No somos gente especial, no me gusta que se llamen talles especiales los talles grandes. No tenemos tres brazos ni somos marcianos, solamente tenemos una enfermedad que es la obesidad", dijo Mar en su charla con Diario UNO.

Foto: Facebook

Foto: Facebook

-¿Cómo nació la idea de poner una tienda de ropa especial?

-Como gordita me pasó de renegar mucho con no conseguir ropa. Ir a una tienda de ropa y que me digan no te probés eso que lo vas a romper. Es muy triste ser joven y no tener ropa para vestirse. La ropa es un accesorio de mierda porque te puede bajar el autoestima. Ni un chongo te deprime tanto (risas).

-¿Eso te deprimía?

-Viste que mucha gente cuando está deprimida sale de compras, bueno yo volvía peor. La flaca sale y sabe que se puede comprar lo que quiera. Nosotros si no conseguimos es porque no nos entra, lo que hay es horrible o tiene estampados espantosos. Siempre es así: lo lindo para la flaca y lo feo para la gorda.

-¿Cómo fue la primera vez que fuiste a una tienda con talles grandes?

-Fue horrible. Era todo marrón tipo carpa o floreado espantoso. Salí muy frustrada pero después recuerdo haber ido a comprar a esa tienda porque no me quedó otra, me tenía que vestir.

-Ahí empezaste con la tienda...

-Pensé en traer mucha ropa, si la podía vender bien y sino me quedaba para mi (risas). Cada prenda la elijo yo porque es lo que yo me quiero poner. Yo mando a fabricar pero no sé ni pegar un botón.

-Igual es un trabajo complicado la elección...

-Para que a la gorda le quede bien la ropa no es un trabajo fácil. Se puede fabricar el mismo modelo que para la flaca pero con dos telas distintas para que no se sienta incómodo nadie. Yo soy la modelo de prueba de la marca, yo digo si queda bien o queda mal. Por suerte cubrí un mercado que era muy triste y que nos hacía sufrir mucho.

-¿Cuándo hiciste el clic?

-Fui a un boliche en Córdoba, un chico me tocó el hombro y me dijo "permiso, señora". Le dije: "decime gorda boluda pero no señora", a lo que respondió "Disculpá, es que te vi de espaldas". Osea peor, el vio a una señora porque estaba vestida así. Pero claro, miré a mi alrededor y este pendejo tenía razón. Estaban todas vestidas con bucaneras y minishort. A mí una bucanera no me pasa el empeine. Las pendejas salen en culo a bailar, yo salgo con el buzo de llama y si pudiera saldría con el calefactor. Después entendí y dije "tiene razón". Eso me hizo abrir los ojos porque estaba perdiendo años de mi vida y no viviendo como una persona de mi edad.

-¿Y qué hiciste?

-Por suerte me estaba yendo bien con el show y pude viajar a Estados Unidos, entonces pude comprarme ropa allá. Ahí empecé a traer ropa grande que en Argentina no hay.

-¿De todo esto también nace tu show?

-Minas jodidas me dio todo, me abrió las puertas al país. Ahora tengo once sucursales en todo el país (En Mendoza es en Lavalle 15 de Ciudad). Me cuestan los vendedores que hay gente que viene y se prueba ropa supermoderna que nunca usó y se pone a llorar. Era normal no usar algunas prendas al ser gorda por los prejuicios.

-¿Es más difícil ser gordo en Argentina que en otro lado?

-Este país es gordofóbico, en el tema discriminación es una mierda. El problema es que los pendejos vienen con el chip desde la casa cuando el padre dice "el gordo pelotudo de acá de la esquina" entonces el chico se burla del gordo del colegio.

-¿Lo sufriste?

He sufrido mucho, terminé en el psicólogo de chica. Entendí porqué el gordo apunta a la ropa negra, el gordo no quiere salir a la luz, quiere ser invisible. La obesidad lamentablemente es la única enfermedad socialmente aceptada a ser discriminada. Tenemos el país que merecemos por lo que somos. A una persona con cáncer y no le gritas "cancerígeno de mierda", pero al gordo sí se lo gritas.

Dejanos tu comentario