Cholunotas Domingo, 29 de abril de 2018

Cacho Castaña: "Pedí perdón, pero a veces acá las disculpas no alcanzan"

El cantante estuvo en el programa de Mirtha Legrand y habló del "duro y difícil" verano que vivió después de su polémica frase sobre la violación.

En enero, en una entrevista para el programa Involucrados (América TV), Cacho Castaña volvió a descarrilar con una frase lacerante que, en tiempos tan sensibles como los que atravesamos, fue digna de repudio: "Si la violación es inevitable, relájate y goza".

A raíz de sus dichos, el cantautor tuvo que suspender dos shows y admitió que pasó un verano "duro y difícil". Cacho estuvo anoche en el programa de Mirtha Legrand y admitió que la pasó "mal".

"Pedí disculpas enseguida porque hay gente que se pudo sentir muy mal con esto y no me di cuenta. Pero a veces las disculpas no alcanzan, siguieron por tres meses dándome con un caño", señaló.

"Es un dicho callejero, ni siquiera es un refrán. Es bien de asador, cuando se come asado, cualquier barbaridad, se me escapó. Me di cuenta, pedí disculpas enseguida, porque hay gente que se puede sentir muy mal con esto y no me di cuenta. Así que pedí disculpas enseguida, pero a veces las disculpas acá no alcanzan, siguieron tres meses dándome con un caño", reflexionó.

"Lo que pasa es que el tenor del dicho es tan doloroso. Más allá que entiendo y es súper valorable tu arrepentimiento, pero es tan doloroso", intervino Amalia Granata, otra de las invitadas al ciclo del Trece.

"Claro que sí. Yo no me di cuenta, pero hay gente que pasó por eso y fue tremendo", reconoció el artista. "Pero bueno, pedí disculpas, me arrepentí, por supuesto, no es mi costumbre, no estoy en contra del feminismo, al contrario, soy más feminista que nadie", agregó.

"Cacho, ¿no suspendiste una función?", le preguntó la diva. "Suspendí dos, porque del ministerio de Justicia llegó una carta al teatro, diciendo que por favor que levanten las funciones porque iba a haber un escrache con violencia, entonces había que levantar o bancársela", aclaró Cacho.