Diario Uno > China Watch > Cambio climático

Una salida a la crisis climática global

El llamado del presidente chino, Xi Jinping, a construir una comunidad de vida entre los seres humanos y la naturaleza

A través de una serie de poderosas manifestaciones de políticas dirigidas por el presidente Xi Jinping durante las últimas semanas, China ha demostrado su mayor compromiso para combatir mejor el cambio climático y preservar el medio ambiente. En especial, la nueva sabiduría china de políticas para abordar problemas ambientales difíciles se resume en el reciente llamado de Xi al mundo para construir una comunidad de vida entre los seres humanos y la naturaleza.

Todas estas ideas de políticas recientemente comunicadas marcan la evolución de la teoría, la visión y el sentido del deber de China como un importante país en desarrollo, ya que busca justicia e igualdad en la agenda ambiental y habla en nombre de otros países en desarrollo, afirmaron expertos y funcionarios.

La pandemia ha frustrado las esperanzas de crecimiento económico en todo el mundo, y el cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la desertificación están empeorando. El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente advirtió a fines del mes pasado que las “tres crisis planetarias” de cambio climático, pérdida de biodiversidad y contaminación se refuerzan mutuamente causando más daño al medio ambiente y a la salud de la humanidad.

En las últimas semanas, China ha estado muy involucrada en la agenda global sobre medio ambiente y cambio climático. El 15 y 16 de abril, el enviado especial de China para el cambio climático, Xie Zhenhua, y su homólogo de Estados Unidos, John Kerry, hablaron en Shanghai. Luego, Xi participó en una cumbre virtual el 16 de abril con el presidente francés, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel, sobre temas que incluyen la colaboración para hacer frente al cambio climático, y sostuvo que la eliminación de los gases de efecto invernadero no debería ser una moneda de cambio para la geopolítica, un objetivo para atacar a otros países o una excusa para las barreras comerciales. El 18 de abril, Washington y Beijing emitieron una declaración conjunta sobre el manejo del cambio climático.

Cuando dio un discurso a través de un enlace de video en la Cumbre de Líderes sobre el Clima el 22 de abril, Xi propuso el concepto de “una comunidad de vida entre los seres humanos y la naturaleza”. Pidió el compromiso de los países en seis áreas: la convivencia armoniosa entre los seres humanos y la naturaleza, el desarrollo verde, la gobernanza sistémica, un enfoque centrado en las personas, el multilateralismo y el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas.

Ronnie Lins, director del Centro China-Brasil de Investigación y Negocios, señaló que el discurso de Xi juega un papel de liderazgo en la lucha global contra el cambio climático. La comunidad internacional debe ceñirse al multilateralismo y al principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas al abordar los problemas relacionados con el cambio climático, señaló a la Agencia de Noticias Xinhua.

Xu Huaqing, director general del Centro Nacional de Estrategia de Cambio Climático y Cooperación Internacional, sostuvo que las seis áreas nombradas por Xi se basan en las prácticas exitosas de China en asuntos ecológicos, así como en la visión del país para la gobernanza climática global, y constituyen una “solución de China” para plantar una respuesta ecológica global.

Estos comentarios de Xi muestran que “China no solo honra su estrategia nacional de lidiar activamente con el cambio climático y promover el desarrollo verde y la transformación baja en carbono, sino que también ayuda y apoya constantemente a otros países en desarrollo dentro de sus capacidades en estos asuntos”, señaló Wang Jinnan, director de la Academia de Planificación Ambiental de China.

Yoav Yair, decano de la Facultad de Sostenibilidad del Centro Interdisciplinario Herzliya en Israel, afirmó que lo que China ya hizo para combatir el cambio climático es impresionante, dado que el país está “considerando todas las opciones disponibles para frenar las emisiones de carbono que están haciendo un buen progreso”. De hecho, China está “haciendo un enorme esfuerzo en energías renovables” y la legislación ambiental en el país “demostró ser muy eficaz y ha mostrado una mejora significativa en la calidad del aire en las principales ciudades”, sostuvo Yair, citado por Xinhua.

China Watch - Clima Global (1).jpg

En un evento reciente en Beijing celebrando la ayuda de China a otros países durante más de 70 años, el consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores, Wang Yi, sostuvo que China está comprometida a ayudar a los países que reciben asistencia a que construyan una sociedad que ahorre recursos y sea amigable con el medio ambiente, así como a construir una comunidad de vida entre los seres humanos y la naturaleza. China también llevará a cabo proyectos de colaboración en profundidad sobre nuevas energías, protección ambiental y manejo del cambio climático, transmitirá experiencia en desarrollo verde y construirá conjuntamente una Ruta de la Seda ecológica, agregó.

Pan Jiahua, director del Instituto de Estudios Urbanos y Ambientales de la Academia de Ciencias Sociales de China, sostuvo que cuando se comprometen a preservar el medio ambiente, todos los países deben seguir un curso de respeto, aprendizaje y asistencia mutuos, y deben maximizar sus esfuerzos sobre la base de sus propias condiciones y capacidad nacionales.

“Cuando se trata del cambio climático, las acciones de algunos países no consideran el futuro de toda la humanidad, ya que buscan sus propios intereses a corto plazo y actúan principalmente por consideraciones políticas”, expresó Su Xiaohui, subdirectora del Departamento de Estudios Estadounidenses del Instituto de Estudios Internacionales de China. “Será muy difícil formar una fuerza conjunta si no hay ideas de orientación reconocidas a nivel mundial y no se aclara la dirección de los esfuerzos conjuntos”, agregó.

En una visión más amplia de su cronograma de políticas ambientales, China está en camino de crear una serie de iniciativas nuevas e inspiradoras para hacer que el planeta sea más verde. Al abordar el Debate General de la 75ª sesión de la Asamblea General de la ONU en septiembre, Xi anunció por primera vez que China se esforzará por alcanzar un pico de emisiones de dióxido de carbono antes de 2030 y lograr la neutralidad de carbono antes de 2060. Asimismo, en la Cumbre sobre la Ambición Climática de diciembre, Xi anunció nuevos compromisos para 2030, como el de China con el objetivo de reducir sus emisiones de dióxido de carbono por unidad de PBI en más del 65 % respecto al nivel de 2005.

En octubre, China será anfitrión de la 15ª reunión de la Conferencia de las Partes en el Convenio sobre la Diversidad Biológica en un esfuerzo por mejorar la gobernanza mundial sobre la diversidad biológica.

Seguir leyendo