Cultura China

Una muestra del patrimonio tradicional

La cultura china en exposición para los atletas olímpicos de invierno de todo el mundo

Esculturas de masa vívida, estatuas de tu’er ye (el dios conejo), obras de cloisonné (esmalte alveolado) y linternas dan la bienvenida cuando uno ingresa a la zona de exposición de Cultura China en la Villa Olímpica de Invierno en Beijing. La zona de exposición abarca unos 400 metros cuadrados y ha sido diseñada para ser un microcosmos de la capital china para los Juegos de Invierno de 2022. El suelo presenta una imagen del Gran Canal, como si permitiera seguir el canal hacia las profundidades de la zona, donde se puede observar de cerca el Eje Central de la ciudad, patios tradicionales, así como más de 100 elementos culturales dispuestos bajo los temas del hielo y la nieve y la Fiesta de Primavera.

“Si uno mira hacia abajo, es como caminar por las orillas del Gran Canal”, afirmó Zhang Qian, director de la división de patrimonio cultural intangible del Buró Municipal de Cultura y Turismo de Beijing. “En este pequeño espacio se muestra la esencia de la cultura tradicional de Beijing”, señaló Zhang, y agregó que los visitantes pueden experimentar la cultura y el desarrollo de la ciudad de forma tridimensional.

La idea es mostrar la cultura tradicional a los atletas de todo el mundo que vienen a los Juegos de Invierno. “Los artesanos esperan presentar la mejor imagen artística posible a los invitados y amigos de todo el mundo en el pequeño espacio de exposición para que puedan sentir la atmósfera de la Fiesta de Primavera, el ambiente de armonía, entusiasmo y amistad después de una tensa competencia”, sostuvo Zhang.

Los visitantes pueden apreciar 30 obras de cloisonné que presentan elementos culturales distintivos, incluidos los animales del zodiaco chino y las grutas de Dunhuang. El Zun de la Paz fue creado por la difunta artista china de cloisonné Qian Meihua a la edad de 82 años en 2009. Un zun era un recipiente de bronce para vino utilizado en la antigua China, y el trabajo de Qian presenta palomas de varias formas y colores, así como flores y aves. Transmite paz, armonía y buen augurio, y expresa un deseo de prosperidad mundial.

Un estuche para bolígrafos del artista de cloisonné Zhong Liansheng también permite al visitante apreciar de cerca el delicado encanto del cloisonné. El estuche está impregnado de un sentido de la moda por sus románticos patrones nevados. Zhong mostró sus obras de cloisonné a invitados internacionales en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008. Está encantado de presentar ahora sus obras de cloisonné en la Villa Olímpica de Invierno de la ciudad, señaló. “Es una oportunidad histórica para que Beijing sea sede de ambos Juegos Olímpicos. Esperamos que el mundo aprecie mejor los logros tradicionales y el patrimonio cultural a través de la plataforma internacional de los Juegos de Invierno”.

El cloisonné se ha colocado por encima de las ocho artesanías imperiales de Yanjing (Beijing) de fama, que son cloisonné, grabados de jade y marfil, laca tallada, laca pintada e incrustada, filigrana, bordado de Beijing y alfombras imperiales.

Además del cloisonné, la laca de oro con incrustaciones seguramente llamará la atención en la exposición. Un panel colgante rojo con fu (un carácter chino que significa bendición) incrustado en oro, le da un aire de fiesta a la zona. “Colocamos un pino de bienvenida debajo del panel para recibir a los invitados internacionales a China”, señaló Gao Yun, heredera del patrimonio cultural intangible nacional.

Además de las ocho artesanías imperiales de Yanjing, hay muchas obras que reflejan la vida popular de la ciudad.

El dios conejo, conocido como tu’er ye, también se ha abierto paso en la zona de exposición. Tiene cuerpo humano y orejas y boca de conejo. No es solo una artesanía local que simboliza la felicidad y la buena suerte, sino también un popular juguete de arcilla para los niños durante las fiestas tradicionales. “Ha sido una mascota para muchos hogares en Beijing”, señaló Shuang Yan, un artesano de obras de arcilla. Shuang también está trabajando para agregar elementos olímpicos a la artesanía tradicional; por ejemplo, el dios conejo que sostiene un bastón de esquí. Estas obras de arte forman parte de unos 300 elementos del patrimonio inmaterial que llegaron a las sedes de los Juegos de Invierno.

“Los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Invierno de Beijing no son solo eventos deportivos, sino también un intercambio de culturas y civilizaciones”, señaló Zhang, del Buró Municipal de Cultura y Turismo de Beijing. “Cada obra está llena del amor y el deseo de comunicación del creador”, concluyó.

Temas relacionados: