Diario Uno > China Watch > China

Un reality show único en el mundo

Diez personas de diferentes países fueron seleccionadas para participar en The Day I Ran China (El día que recorrí China), para experimentar la transformación del campo chino en el siglo XXI

Este es un reality show distinto a cualquier otro. El cronómetro está configurado en meses, no en segundos o minutos. Las terrazas arroceras relucientes, que emergen de valles antiguos, ofrecen un telón de fondo impresionante. Las áreas rurales vírgenes se convierten en colmenas de actividad económica.

Diez personas de diferentes países y diversos ámbitos sociales fueron seleccionadas para participar en The Day I Ran China (El día que recorrí China), para experimentar de primera mano la transformación del campo chino en el siglo XXI. En cada episodio, los participantes de Italia, México, Reino Unido y otros países visitan un área rural y compiten en una serie de desafíos basados en los esfuerzos de alivio de la pobreza del lugar.

Te puede interesar...

En el condado de Songyang, provincia de Zhejiang, un conjunto de aldeas con arquitectura icónica de las dinastías Ming (1368-1644) y Qing (1644-1911), los participantes compiten para ensamblar una estructura de madera utilizando uniones tradicionales de mortaja y espiga sin clavos. Con la reparación de edificios antiguos, las aldeas del condado han adoptado nuevas formas de negocios, incluido el hospedaje en casas de familia, las industrias culturales y los estudios de arte, que ayudan a estimular la economía local. “Creo que esto va a fomentar más turismo en el área”, señaló Saul Stollery, de 26 años, participante del Reino Unido y graduado de la Universidad de Tsinghua en Beijing. “Si podemos lograr una gestión de forma sostenible, esto generará más y más ingresos y recursos financieros para las aldeas”.

El programa, producido por Discovery Channel y la plataforma de transmisión de videos Mango TV, ha llevado a participantes internacionales a grandes extensiones de China, incluidas las provincias de Yunnan, Guizhou, Sichuan y Hunan, y las regiones autónomas de Mongolia Interior, Hui de Ningxia y Zhuang de Guangxi, para obtener una visión más amplia del rápido desarrollo de las zonas rurales. 

En un episodio reciente, los participantes viajaron al condado de Yizhang en Hunan, donde el comercio electrónico prevalece como la principal forma de venta. El año pasado, se generó un valor de 185 millones de yuanes (u$s 28 millones) en el condado por vender productos agrícolas online. Allí, se pidió a los participantes del programa que vendieran productos locales a través de una transmisión en vivo de una hora.

Daniela Sena, de 31 años, una participante brasileña que dirige su propio negocio en China, quedó impresionada con las personas con habilidades limitadas de lectura y escritura en las aldeas del condado de Yizhang que “logran usar el teléfono para transmitir en vivo sus productos y obtener beneficios con ellos”. Sobre el motivo de participar en el programa, sostuvo que quería saber cómo se llevó en China el alivio de la pobreza y si se puede aplicar en otros lugares, tal como Brasil.