Acuerdos económicos

Políticas aumentan la confianza del mercado

Una reunión clave marca el tono de la economía china en el nuevo año

Los esfuerzos de China para construir un sistema institucional que conduzca a una apertura de alto nivel y buscar la adhesión a acuerdos económicos y comerciales de gran valor impulsarán aún más las expectativas del mercado y la confianza de las compañías globales en 2023, señalaron observadores del mercado y ejecutivos de empresas.

Los comentarios surgieron en respuesta a una serie de medidas a favor del crecimiento definidas por los principales formuladores de políticas durante la Conferencia Central de Trabajo Económico que se comprometió a hacer mayores esfuerzos para atraer y utilizar capital extranjero, ampliar el acceso al mercado, promover una mayor apertura de industrias de servicios modernas y conceder trato nacional a las empresas con fondos extranjeros.

En la reunión, que concluyó el 16 de diciembre en Beijing, se dijo que China buscará activamente unirse a acuerdos económicos y comerciales de alto nivel, como el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico y el Acuerdo de Asociación de Economía Digital.

Para alcanzar estos objetivos, China se adherirá aún más a las reglas económicas y comerciales estandarizadas, creará un entorno de negocios más orientado al mercado y basado en la ley, y se abrirá aún más a las multinacionales este año, sostuvo Zhao Ping, subdirectora de la Academia del Consejo de China para la Promoción del Comercio Internacional en Beijing.

A pesar de las incertidumbres externas, las políticas de China para impulsar la demanda interna y adoptar medidas de seguimiento a fin de estabilizar la economía seguirán atrayendo inversiones extranjeras directas (IED) y garantizarán el funcionamiento de las cadenas industriales y de suministro globales este año, señaló Gao Lingyun, investigador del Instituto de Economía y Política Mundiales, que forma parte de la Academia de Ciencias Sociales de China en Beijing.

La IED en la parte continental de China, en uso real, se amplió un 9,9 % interanual llegando a cerca de 1,16 billones de yuanes (U$S165.500 millones) en los primeros 11 meses de 2022, según el Ministerio de Comercio.

Willie Tan, director ejecutivo de Skechers (para China, Corea del Sur y el Sudeste Asiático), una empresa de indumentaria y calzado deportivo con sede en Estados Unidos, señaló que las autoridades de China habían enviado un fuerte mensaje de que estimular la demanda interna será una tarea importante del Gobierno en 2023. Con su gran resiliencia y potencial, la economía china ayudará a impulsar la confianza de un mundo que enfrenta desafíos y el país seguirá desempeñando un papel insustituible en las cadenas industriales y de suministro globales, sostuvo Tan.

Deseoso de obtener más participación de mercado, Amcor Plc, un proveedor de soluciones de envases con sede en Zúrich, Suiza, abrió una nueva planta en Huizhou, provincia de Guangdong, el mes pasado con una inversión de casi U$S100 millones. “Esta inversión pone de manifiesto nuestro compromiso de crecer con nuestros clientes en China y en toda la región de Asia y el Pacífico”, señaló She Xin, vicepresidente y gerente general de Amcor China.

Zhou Mi, investigador de la Academia de Comercio Internacional y Cooperación Económica de China en Beijing, sostuvo que aumentar la inversión de las empresas multinacionales podría brindar un mejor apoyo para el flujo y la optimización de los factores de producción, así como impulsar el comercio tanto regional como global.

Temas relacionados: