Diario Uno China Watch China Watch
En el marco del 70º aniversario del país

Una nueva era de un futuro compartido

En su Nueva Era, China busca una mayor apertura y lazos más cercanos con otros países en el contexto del 70° aniversario de la fundación de la República Popular China. “Un día como hoy hace 70 años, el camarada Mao Zedong declaró solemnemente al mundo que se creaba la República Popular China y que la gente se había puesto de pie”, expresó el presidente Xi Jinping al dirigirse a la gran concurrencia el Día Nacional del 1 de octubre.


Más de 200.000 personas participaron o fueron testigos del desfile militar y del espectacular acto celebrado en el centro de Beijing.
Los ciudadanos chinos, incluyendo sus diversos grupos étnicos, han hecho logros increíbles durante los últimos 70 años mediante un esfuerzo conjunto y una ardua lucha, sostuvo Xi. China continuará en el camino del desarrollo pacífico y de la búsqueda de una estrategia de apertura basada en beneficios para todos, señaló. “Continuaremos trabajando con personas de todos los países para impulsar la construcción conjunta de una comunidad con un futuro compartido para la humanidad”.


Martin Jacques, académico británico y autor de Cuando China Gobierne el Mundo, uno de los libros más influyentes sobre China en los últimos tiempos, cree que el 70º aniversario llega en un momento en que China juega un rol mucho más global. “Ahora China está jugando firmemente en la escena internacional y aportando liderazgo mundial con bastante éxito. Es un jugador formidable, desde un punto de vista económico, y también cada vez más político, moral y ético, y eso es un gran cambio respecto a tiempos anteriores”.


Rana Mitter, director del Centro de China de la Universidad de Oxford, afirmó que un área donde China podría hacer un aporte importante ahora, en el marco de su aniversario, es en el cambio climático, especialmente con su objetivo de limpiar su ambiente en 2035. “Aquí es donde el mundo espera que China tenga un papel importante y es un área en la que su reputación global será puesta a prueba. La gente quiere que China juegue ese rol. Ha hecho importantes avances al abordar la cuestión del cambio climático mediante la inversión en la tecnología. Dado el peso de su propia huella de carbono, a China también le corresponde hacer un esfuerzo especial. Si se convirtiera en la economía más ecológica del mundo, eso sería de una enorme importancia histórica”.


Kishore Mahbubani, un miembro distinguido del Instituto de Investigación de Asia de la Universidad Nacional de Singapur, señaló que Xi dejó bien claro que no se trata de que China se duerma en los laureles. De hecho, un discurso de Xi en la provincia de Jiangxi en el mes de mayo, donde señaló que los chinos deben prepararse para una nueva Gran Marcha, fue un indicio de ello, sostuvo. “La primera Gran Marcha, entre 1934 y 1936, sentó la base de la eventual victoria del Partido Comunista de China”.


Xi acierta al poner el énfasis en fortalecer los lazos con el resto del mundo, especialmente con África, dijo Mahbubani, “ya que allí hay muchas oportunidades para crecer y se trata de una colaboración natural”.


Bukola Ogunsina, editora del suplemento dominical del diario Leadership en Nigeria y reconocida periodista, estuvo de acuerdo. Iniciativas como la Franja y la Ruta y el Foro sobre la Cooperación China-África, que ha celebrado dos importantes conferencias, han tenido un impacto significativo en el continente, señaló. “Podemos decir que, mediante los beneficios obtenidos con estos programas, se han construido calles, se ha desarrollado el transporte ferroviario con otros en construcción”.


La inversión y el know-how de China han tenido un impacto impresionante en Nigeria, la economía mas importante de África, agregó, y mencionó las líneas ferroviarias Abuja Light y Abuja-Kaduna, que han sido los proyectos chinos más importantes en el país.


Un área que China ha transformado durante los últimos 70 años es la tecnología, evolucionando de una sociedad rural a una perspectiva de líder mundial tecnológico para 2035, uno de sus objetivos políticos actuales.
Edward Tse, fundador y director ejecutivo de Gao Feng Advisory, una consultora de gestión, opinó que esto es alcanzable. “Si uno mira de aquí a 16 años, se pueden hacer varias predicciones respecto a lo que China alcanzará en su nueva era y se puede hablar de que se convertirá en líder en tecnologías disruptivas como el internet de las cosas, la inteligencia artificial y, por supuesto, en 5G, donde ya tiene una ventaja”.


Tse, autor de Los Perturbadores de China: Cómo Alibaba, Xiaomi, Tencent y Otras Compañías están Cambiando las Reglas del Comercio, sostuvo que la fortaleza del esfuerzo tecnológico del país proviene de cómo el gobierno central lo maneja desde los niveles más bajos. “Los gobiernos locales se convierten en el enlace con las directivas del gobierno central, creando start-ups, financiándolas y creando este amplio ecosistema, que también incluye olas de talentosos empresarios”.


Parag Khanna, especialista en relaciones internacionales y autor de El Futuro es Asiático: El Orden Global en el Siglo XXI, sostuvo que lo que es cada vez más impresionante es lo que el Estado está ofreciendo. “Lo que uno ve es una confianza creciente en la capacidad de su gobierno. Se ha visto esto durante los últimos 10 o 15 años, pero especialmente durante los últimos cinco. Esto ha tenido lugar mientras los países occidentales se han ensimismado y se han vuelto más proteccionistas”.


Jin Keyu, profesor adjunto de la Facultad de Economía de Londres, señaló que Xi ha traído una nueva dimensión al rol de China en el mundo. “Antes de la Nueva Era, la historia de China (desde la reforma y la apertura) se veía en gran medida como económica. China está ahora más definida. La primacía de la cultura y la soberanía nacional se ha vuelto mucho más clara. Lo que es importante también es la capacidad del Estado para mejorar la vida de las personas y adoptar abiertamente este concepto”.
Wang Huiyao, fundador y presidente del Centro para China y la Globalización, un grupo de expertos de Beijing, sostuvo que China está teniendo ahora un papel en el mundo que no podría haberse imaginado en 1949.

“Es un país con una posición sólida en el escenario mundial y que ha liderado el camino en muchas áreas, como la reducción de la pobreza. En su Nueva Era, tiene una renovada confianza en sí misma. Ha demostrado un compromiso con la globalización y desea comprometerse y asociarse con otros países de una manera constructiva y respetuosa”.

Temas relacionados: