Diario Uno > China Watch > Casco

Negocios modernos teñidos de tradición

Un asentamiento antiguo prospera tras obras de renovación

Cuando Mardan Ablimit abrió una cafetería en el casco histórico de Kashgar, Región Autónoma Uygur de Xinjiang, en 2018, muchas personas le advirtieron que su negocio estaba destinado al fracaso. Ahora, el hombre de 34 años está considerando abrir sucursales fuera de la región y exportar una muestra de Kashgar a todo el país después del éxito que tuvo la cafetería.

Según Mardan, el casco histórico de 4 kilómetros cuadrados, que tiene una historia de más de 2.000 años, es “la marca de nacimiento de Kashgar” en el sur de Xinjiang. La arquitectura y la cultura tradicional uygur se encuentran bien conservadas en todo el barrio por sus más de 43.000 residentes, 97 % de los cuales son miembros del grupo étnico uygur. “El casco histórico ha permitido asomarse a Kashgar ya que la ciudad era una parada importante de la antigua Ruta de la Seda”, señaló Mardan mientras se sentaba en Kashgar Corner, su café. “Nunca dejo de incorporar cosas e ideas nuevas. Cuando los visitantes tomen un Kashgar Corner Special, hecha con café y hierbas tradicionales de la etnia uygur y ofrecida en una taza realizada a mano por artesanos de cerámica locales en el casco histórico, espero que vean tanto el aspecto tradicional como el moderno de Kashgar”.

Te puede interesar...

China Watch - Pueblo Viejo (4).jpg

En el pasado, la gente de la zona y los frágiles edificios antiguos estaban amenazados por el riesgo de incendios y terremotos. En 2010, el Gobierno central inició un proyecto de renovación de cuatro años por 7 mil millones de yuanes (mil millones de dólares) para hacer que los edificios fueran a prueba de terremotos y al mismo tiempo mantuvieran su encanto tradicional uygur. Así, casi 50.000 familias renovaron sus viejas casas en ruinas como parte del proyecto. La infraestructura y las comodidades modernas han facilitado la vida de las personas.

China Watch - Pueblo Viejo (3).jpg
China Watch - Pueblo Viejo (2).jpg

Mardan, que se refiere a sí mismo como “un nuevo miembro de la comunidad del casco histórico”, señaló: “El hecho es que se ha conservado la arquitectura tradicional uygur. El proyecto acaba de modernizar la vida de los lugareños”.

Es más, muchos jóvenes de la etnia uygur, como Mardan, han reconocido el potencial del casco histórico y descubierto su pasión por él.

Mewlan Turaq, de 27 años, es dueño de una boutique de ropa en el casco histórico. Diseña y exhibe más de una docena de prendas estilo uygur en la tienda, mostrando los cambios de la ropa tradicional durante el siglo pasado. La vestimenta es muy popular entre los turistas, junto con otros productos como accesorios vintage, bolsos e incluso fundas para teléfonos móviles decoradas con patrones estilo uygur. A muchos viajeros les gusta alquilar la ropa y pagar a los fotógrafos para que les tomen fotografías en el casco histórico.

Inspirados en el video popular 100 Años de Belleza, que destaca los cambios en las tendencias de la moda en un país o una región a lo largo del tiempo, Mewlan y su equipo lanzaron su propio video en 2017 para recordar las tendencias en la moda femenina de la etnia uygur durante el siglo pasado. En el video de dos minutos, Mewlan explica la evolución de la moda de los uygures en Kashgar desde la década de 1910 hasta la de 2010. “Podemos ver que el tiempo ha dejado diferentes marcas en nuestro atuendo y que se han mezclado diferentes culturas. Las de Oriente y Occidente se han encontrado y fusionado en Kashgar, un importante punto comercial de la antigua Ruta de la Seda, y eso se nota en la evolución de la moda local”, señaló Mewlan.

Mardan, Mewlan y otros jóvenes emprendedores de la etnia uygur en el casco histórico a menudo se reúnen y discuten cómo pueden destacar el aspecto moderno de la tradición uygur y ayudar a la gente a que conozca más sobre ella. “El casco histórico es una plataforma para que compartamos nuestros valores e ideas. Nos inspira exactamente de la misma manera que ha inspirado a los artesanos tradicionales de cerámica, artículos de bronce e instrumentos musicales durante generaciones”, sostuvo Mardan. “El casco histórico es pequeño, pero también lo suficientemente grande como para hacer realidad nuestras ambiciones”.

Temas