Diario Uno > China Watch > China

Metas audaces para trazar el camino a seguir

Nuevo plan para reforzar un desarrollo con mayor apertura

El progreso económico que China ha logrado durante los últimos cinco años y en medio de la batalla pandémica de este año inyecta esperanza a la recuperación mundial, con un mayor estímulo del próximo XIV Plan Quinquenal (2021-25).

La quinta sesión plenaria del XIX Comité Central del Partido Comunista de China, celebrada en octubre, reveló los objetivos de desarrollo del país para los próximos años. Según un comunicado posterior a la sesión, la fuerza económica y tecnológica de China aumentará significativamente para el 2035. También tendrá un gran progreso en el desarrollo de tecnologías fundamentales en áreas clave y se convertirá en un líder mundial en innovación. Además, se espera que el valor del producto bruto interno de China alcance los 100 billones de yuanes (u$s 14,92 billones) este año y que el país logre un desarrollo económico sostenido y saludable en los próximos cinco años con un enfoque en un crecimiento de mayor calidad.

Te puede interesar...

El rendimiento económico sólido de China podría convertirse en un importante salvavidas para la recuperación económica mundial, señalaron los expertos. De hecho, la segunda economía más importante del mundo registró un crecimiento del 4,9 % anual en el tercer trimestre, en comparación con el 3,2 % del segundo trimestre, según datos publicados por el Buró Nacional de Estadísticas de China. El crecimiento del PBI del país alcanzó el 0,7 % durante los primeros tres trimestres de 2020.

Ben Cavender, director del Grupo de Investigación de Mercado de China, sostuvo: “Está claro que China ha logrado una recuperación notable y que los responsables políticos han hecho un buen trabajo al gobernar en un clima económico muy incierto”. “La sólida economía debe verse como algo bueno en este momento, ya que el país asiático es un mercado de exportación muy importante para muchos otros países”, señaló Cavender. “El hecho de que China todavía esté comprando es importante para el mundo, ya que en este momento el país es un salvavidas para muchas empresas multinacionales que han experimentado graves reducciones en las ventas en sus mercados nacionales”.

La recuperación excepcional que tuvo la economía china del impacto de COVID-19 puede haber sorprendido a muchos observadores en el extranjero, pero es solo uno de los muchos logros que China ha obtenido durante el período del XIII Plan Quinquenal (2016-20). Durante los últimos cinco años, China se ha convertido en la población de ingresos medios más grande del mundo y está lista para poner fin a la pobreza absoluta, que acechó a la nación durante miles de años.

Las señales de los últimos cinco años han demostrado que el desarrollo de China ha entrado en una nueva etapa. Se introdujo una nueva visión para el desarrollo que se presenta innovador, coordinado, verde y abierto para todos. En mayo, la dirección del Partido tomó una decisión estratégica para fomentar un nuevo patrón de desarrollo de la “doble circulación”, que se enfoca en el mercado interno como pilar económico del país, complementándolo con el mercado externo. Se harán más esfuerzos para impulsar la demanda interna, estimular las compras de los consumidores, abrir más industrias, incluida la de finanzas, a los inversores extranjeros y obtener una ventaja clave en la competencia mundial.

Wang Changlin, presidente de la Academia de Investigación Macroeconómica de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, indicó que la nueva iniciativa económica de China no tiene la intención de buscar el aislamiento bajo el modelo de circulación local, ya que enfatiza la apertura de la economía. Después de años de desarrollo, China está avanzando desde la fase de depender más de las redes económicas internacionales a una nueva etapa de redes económicas nacionales e internacionales que se complementan entre sí, señaló Wang. Además, el país asiático tiene las condiciones para construir los nuevos modos de desarrollo con el apoyo de su gran mercado local, una fuerte capacidad innovadora, una financiación adecuada, un completo sistema de apoyo industrial y suficientes recursos humanos, agregó.

Standalone:

Un trabajador revisa un stand de exhibición en la tercera Exposición Internacional de Importaciones de China, que se llevó a cabo del 4 al 10 de noviembre en Shanghai. La exposición tuvo un área de exhibición comercial más grande que la del año pasado con un total de 360,000 metros cuadrados. Productos argentinos como carne vacuna, vino y limones se exhibieron en la feria. TANG YANJUN / SERVICIO DE NOTICIAS DE CHINA