Diario Uno China Watch Extranjeros
Solución

Mediadores facilitan las compras en el supermercado del mundo 

Se creó el Comité de Mediación Popular para Controversias relacionadas con Asuntos Extranjeros. Su objetivo es reducir conflictos, proteger los derechos e intereses legales

Raj Kumar Khadka ha pasado los últimos nueve años gestionando importaciones y exportaciones como comerciante extranjero en Yiwu, provincia de Zhejiang, y ahora pasa dos días al mes como mediador voluntario, ayudando a resolver disputas comerciales en el centro comercial de pequeños productos básicos denominado el “supermercado del mundo”.

Si bien ha perdido algo de su antiguo bullicio debido a las restricciones de viaje impuestas para hacer frente a la pandemia, Yiwu sigue siendo un importante centro comercial con una población considerable de extranjeros. Antes de la pandemia, cerca de 550.000 extranjeros visitaban la ciudad cada año para comprar artículos como ropa, juguetes y aparatos electrónicos. En el gigantesco Mercado de Comercio Internacional de Yiwu era común ver a empresarios extranjeros verificando muestras o negociando con sus contrapartes chinas.

Seguir leyendo

La facturación del mercado fue de 450 mil millones de yuanes (u$s 70,5 mil millones) en 2019. Las disputas suelen surgir de malentendidos o retrasos en los pagos o entregas. Para resolver esos problemas se creó el Comité de Mediación Popular para Controversias relacionadas con Asuntos Extranjeros en Yiwu, del que forman parte Khadka y otras 17 personas. Su objetivo es reducir la escalada de estos conflictos, proteger los derechos e intereses legales de ambas partes y ayudarlos a resolver las disputas.

De acuerdo con la oficina de justicia de Yiwu, el equipo de mediación extranjero ha resuelto 1.062 casos que involucran 110 millones de yuanes desde su creación en 2013.

“Mediamos basándonos en las leyes y la justicia chinas, respetamos otras culturas y etnias y no damos preferencia a nadie”, sostuvo Chen Yanjin, director del comité de mediación. “Lo que hacemos es promover un entorno empresarial justo y permitir que personas de todo el mundo sientan que es fácil y seguro hacer negocios aquí en Yiwu”.

“Ser un mediador me ha ayudado a aprender las leyes y regulaciones locales, pero lo que es más satisfactorio para mí es que me siento feliz al servir a la gente”, señaló Khadka, quien también se desempeña como mediador en una comisaría de policía cercana a su casa.

Aproximadamente 15.000 extranjeros viven en Yiwu y muchos, como Khadka, han tenido un papel en la gobernanza social de la ciudad.

Gholamhossein Dehghani, de Irán, llegó a China en 2003. En los años siguientes fundó una empresa comercial en Yiwu, se casó con una mujer china y en el vecindario se hizo conocido como laoniangjiu extranjero, un pacificador de confianza. La comunidad residencial de Jimingshan en la que vive Dehghani alberga a 1.380 expatriados de 74 países y regiones. Al poder hablar seis idiomas, incluidos chino, persa e inglés, Dehghani se convirtió en la persona a quien acudir cuando se producían disputas relacionadas con asuntos exteriores en la comunidad. “Ayudo a convertir los problemas grandes en pequeños, y si las cosas se complican, le enseño a la gente cómo transitar los procedimientos legales”, comentó, y agregó que ha gestionado unas 100 disputas, la mayoría resueltas de manera pacífica.

Temas relacionados: