Diario Uno > China Watch > China

Mayor aceptación para el yuan digital

Una prueba en Shenzhen muestra que la innovación tecnológica podría fortalecer el sistema monetario

El esfuerzo que hizo China durante muchos años por una sociedad sin efectivo dio sus frutos en Shenzhen, provincia de Guangdong, cuando, el 12 de octubre, unos 50.000 afortunados residentes de la ciudad, ganadores de una lotería, recibieron el primer lote de moneda digital y pago electrónico (DC/EP, por sus siglas en inglés). Se emitió en forma de hongbao, o paquetes rojos electrónicos, por un valor de 200 yuanes (u$s 29,90) cada uno. Aunque tiene el apoyo del Banco Popular de China, el banco central, el DC/EP todavía tiene que pasar numerosas pruebas complejas antes de que pueda introducirse en el país más poblado del mundo.

Como el DC/EP no es del sector privado, pero su circulación dentro de China está permitida por ley, ha llamado la atención de todo el mundo. Marca un nuevo capítulo en el desarrollo del sector de tecnología financiera de China, que ya es pionero en pagos electrónicos, transferencias directas de préstamos, microcréditos, préstamos entre particulares y financiación colectiva innovadora.

Te puede interesar...

El DC/EP difiere tanto de Alipay como de WeChat Pay. Mientras que el DC/EP respaldado por el Gobierno es la moneda subyacente, las dos herramientas de pago móvil son mecanismos digitales del sector privado para pagar en yuanes electrónicamente. Las transacciones en DC/EP implican contratos inteligentes cuyos registros se mantienen, lo que garantiza una seguridad infalible. Alipay y WeChat Pay son más carteras digitales para mantener una determinada moneda a fin de realizar pagos móviles. Si bien el DC/EP es efectivo digital en sí mismo, las herramientas de pago móvil son parte de la infraestructura financiera del país, según señaló un funcionario del Banco Popular de China.

El público en China puede cambiar moneda local de sus cuentas bancarias por DC/EP en ciertos bancos comerciales calificados, sostuvo Mu Changchun, director del instituto de investigación de moneda digital del Banco Popular de China. El yuan digital es dinero legal disponible digitalmente. Posiblemente en el futuro, cuando el banco central emita DC/EP adecuado y se acepte en todas las terminales de puntos de venta y en otros sitios, la gente podrá usarlo como los billetes de papel y las monedas. Con este fin, el banco central inició un diálogo con el público para revisar una ley al respecto y aclarar que “el renminbi tiene tipos físicos y digitales”.

El DC/EP también podría servir como respaldo para los pagos electrónicos en caso de situaciones extremas como, por ejemplo, una plataforma que colapsa repentinamente o cuando necesita cerrarse con poca antelación, indicó Mu.

El fundador de Alibaba Group, Jack Ma, señaló: “La moneda digital podría crear valor y deberíamos empezar a pensar en cómo crear un nuevo tipo de sistema financiero a través de la moneda digital”. Ant Group de Alibaba ha participado en el proceso y las pruebas de diseño de moneda digital del banco central. “El mercado debería decir qué tipo de problemas podría resolver la moneda digital”, sostuvo Ma. Dichos temas incluyen el crecimiento económico global, el comercio sostenible, el desarrollo ecológico e inclusivo, agregó.

China aceleró su investigación sobre el renminbi digital el año pasado, ya que el banco central deseaba mantenerse a la vanguardia de las monedas y los sistemas de pago en evolución. La tendencia hacia una sociedad sin efectivo está ganando terreno a través de soluciones de pago digital habilitadas para smartphones y billeteras móviles, junto con el uso de tarjetas de crédito, transferencias online y liquidación mediante débito directo, señalaron expertos financieros.

Según un informe del Banco Popular de China, en el primer trimestre de este año, los bancos comerciales de China registraron pagos móviles por un total de 90,81 billones de yuanes (u$s 13,59 billones), un aumento anual del 4,84 %. Por otro lado, a fines de marzo, el número de cajeros automáticos en China había caído a 1,08 millones, 14.700 menos que en el trimestre anterior, lo que indica una menor demanda de retiros de efectivo de dichos terminales.

Un informe emitido conjuntamente por el Grupo de los Siete y el Banco de Pagos Internacionales describió ciertos principios comunes y las características clave que debe tener una moneda digital del banco central. Una de las características fundamentales es que la emisión de la nueva moneda no debe comprometer la estabilidad monetaria o financiera. Además, debería coexistir y complementar con las formas de dinero existentes. El “marco de diseño de dos niveles” de China del renminbi digital, que permite al banco central entregar moneda digital primero a los bancos comerciales y luego a los usuarios minoristas, resolverá mejor el problema de la “desintermediación financiera”, sostuvo Fan Yifei, vicegobernador del banco central.

Chai Hua colaboró con esta nota.