Beijing

Los verdaderos campeones

El gran aporte de aquellos que normalmente permanecen en las sombras

Además de las estrellas deportivas ganadoras de medallas que captaron la atención del mundo durante los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing 2022, hubo muchas otras personas, desde trabajadores de mantenimiento de las instalaciones hasta voluntarios, que merecen una medalla por sus esfuerzos para garantizar que los Juegos transcurrieran sin problemas.

Estas personas han sido destacadas en una serie documental de seis episodios, De Beijing a Beijing: la vida durante los Juegos Olímpicos, producida por China Media Group. Se enfoca en una amplia gama de personas de diferentes ámbitos de la vida y relata cómo se dedicaron a la preparación del evento o cada uno contribuyó a su modo.

Beijing es la primera ciudad en albergar los Juegos Olímpicos tanto de verano como de invierno. Ren Chongrong, directora principal del documental, señaló que se sintió inspirada al hablar con quienes habían trabajado en ambas ediciones de los Juegos.

La primera persona que aparece en el documental es Li Jiulin, ingeniero en jefe responsable de la construcción del Óvalo Nacional de Patinaje de Velocidad y el Estadio Nacional de Beijing, este último también conocido como el Nido de Pájaro. Entre los 35 y los 40 años, Li hizo todo lo posible para trabajar en la construcción del Nido de Pájaro. Ahora que cumple 50, el ingeniero experimentado regresó a lo que llamó su zona de confort con colegas, abordando las muchas dificultades técnicas en la construcción del óvalo de patinaje, que cuenta con un techo en forma de silla de montar hecho de cables de acero que se extienden por 20.410 metros. Se dice que es el más grande de su tipo en el mundo. El techo consume un cuarto de la cantidad de acero respecto a un techo normal construido con métodos tradicionales, lo que ejemplifica el esfuerzo de China por cumplir su promesa de organizar unos Juegos ecológicos, describe el documental.

Ren solo tenía palabras de elogio. “Me sentí emocionada al entrar al estadio ovalado de patinaje por primera vez el año pasado, aunque su interior todavía se encontraba en forma rudimentaria. Pero todavía recuerdo claramente que Li dijo que se sentía orgulloso de que los Juegos Olímpicos les hayan dado a los arquitectos chinos como él la oportunidad de probar nuevas ideas y perseguir sus sueños en una plataforma tan grande”.

Uno de los episodios, que se refiere a la promesa de China de involucrar a 300 millones de personas en los deportes de invierno, se enfoca en los jóvenes jugadores de hockey sobre hielo de la Escuela Primaria Central Zhenzhuquan (Fuente de perla) en el distrito de Yanqing al noroeste de Beijing. El equipo de hockey sobre hielo de la escuela se formó en 2017 cuando el entonces director se cruzó con Zhao Jisheng, un profesor de educación física jubilado de la Universidad Normal de Beijing.

Zhao, que ahora tiene 69 años, jugaba hockey sobre hielo. Sus habilidades atrajeron al director, quien lo invitó a trabajar como entrenador en la escuela, ubicada cerca de un río que ofrece una pista natural para que los aproximadamente 40 estudiantes disfruten del deporte del hielo durante el invierno. “La mayoría de los alumnos de la escuela han cambiado mucho desde que comenzaron a jugar al hockey sobre hielo”, señaló Ren. “El deporte les ayudó a aprender la importancia de las reglas, la unidad y el trabajo duro. De todas estas historias, la audiencia verá que el espíritu olímpico influye en cada uno de nosotros, animándonos a trabajar duro, a esforzarnos por superarnos y valorar el trabajo en equipo. Por lo que puede ayudarnos a reorientar nuestras vidas”.

Temas relacionados: