Transporte inteligente

Los robotaxis obtienen el visto bueno para funcionar en el aeropuerto

Estiman que los servicios de taxis autónomos en China representarán el 60 % del mercado de transporte privado en todo el país para 2030

Beijing otorgó permisos a varios operadores de robotaxi, incluidos Baidu Inc y Pony.ai, lo que les permite ofrecer servicios de vehículos sin conductor en el Aeropuerto Internacional Daxing de Beijing, un paso clave que indica que la ciudad se ha convertido en la primera capital del mundo en circular vehículos autónomos de pasajeros entre el aeropuerto y zonas urbanas.

Según los expertos de la industria, la medida marca un hito en los esfuerzos de China para desarrollar un sistema de transporte inteligente y reforzará aún más la aplicación comercial de la tecnología de conducción autónoma.

La aprobación, otorgada por la oficina central del Área de Demostración de Conducción Automatizada de Alto Nivel de Beijing, permite a estas empresas brindar servicios de vehículos autónomos en autopistas de 40 kilómetros que conectan el aeropuerto internacional con Yizhuang en el distrito de Daxing, así como en algunas áreas designadas dentro del aeropuerto.

Los permisos vienen con la condición previa de que un inspector de seguridad se siente detrás del volante y tome el control manual en caso de emergencia.

El gobierno municipal de Beijing dio a conocer sus planes para ampliar el alcance de las zonas de demostración para la conducción autónoma de alto nivel este año y promover el lanzamiento sistemático de servicios de conducción autónoma en áreas clave como aeropuertos, estaciones de ferrocarril y carreteras urbanas.

“La aprobación es de gran importancia para acelerar aún más la comercialización de la tecnología de conducción autónoma en todo el país”, señaló Zhang Xiang, investigador del Instituto de Tecnología de Nuevas Energías de Jiangxi, y agregó que es probable que otras ciudades de primer nivel sigan a Beijing en el futuro, permitiendo la operación comercial de vehículos sin conductor en sus aeropuertos.

De acuerdo a un informe publicado por la consultora global IHS Markit, se espera que el tamaño del mercado de los servicios de taxis autónomos de China supere los 1,3 billones de yuanes (u$s 180.600 millones) para 2030, lo que representa el 60 % del mercado de transporte privado a nivel nacional.

China ha introducido una serie de políticas para promover el desarrollo y la comercialización de tecnología de conducción autónoma en los últimos años.

Según el Ministerio de Industria y Tecnología Informática, el país apoya la aplicación comercial de sistemas de conducción autónoma de nivel 3 y superiores. Nivel 3 significa automatización condicional, que permite que un vehículo conduzca solo sin desactivación humana bajo ciertas condiciones.

Lyu Jinghong, analista de movilidad inteligente de la empresa de investigación BloombergNEF, sostuvo que los permisos para operar servicios de robotaxi entre el aeropuerto internacional de Daxing y Yizhuang impulsarán aún más los escenarios de prueba y aplicación de los vehículos autónomos, especialmente en rutas entre centros de transporte y carreteras urbanas.

Según un informe de BloombergNEF, China operará la flota de robotaxis más grande del mundo con alrededor de 12 millones de vehículos autónomos para 2040, seguida de Estados Unidos con aproximadamente 7 millones.

Temas relacionados: