Diario Uno > China Watch > China

Los desafíos de la energía limpia

Aumenta la presión sobre los organismos gubernamentales y las regiones para que tomen medidas decisivas

El anuncio de China en septiembre de que alcanzaría la neutralidad de carbono antes de 2060 fue seguido rápidamente por declaraciones de Japón, Corea del Sur y Canadá de sus propios objetivos para lograr una emisión neta de carbono cero.

La carrera nacional para alcanzar las emisiones máximas de carbono también se está acelerando. Cinco regiones a nivel provincial se han comprometido a encabezar los esfuerzos para lograr las emisiones máximas de carbono a medida que el país ingresa en el XIV Plan Quinquenal (2021-25). Comprenden las regiones más adineradas, como Shanghai y las provincias de Guangdong y Jiangsu, y también las menos desarrolladas de Hainan y Qinghai. Nadie sabe qué región será la próxima en unirse, pero parece claro que los rezagados enfrentarán una presión cada vez mayor para hacer contribuciones a fin de cumplir con los objetivos de emisiones.

Te puede interesar...

China Watch - Energia (2).jpg
Los trabajadores patrullan una planta de energía eólica y fotovoltaica en Hami, Región Autónoma Uygur de Xinjiang, en febrero. CAI ZENGLE / PARA CHINA DAILY

Los trabajadores patrullan una planta de energía eólica y fotovoltaica en Hami, Región Autónoma Uygur de Xinjiang, en febrero. CAI ZENGLE / PARA CHINA DAILY

China Watch - Energia (3).jpg
Los turistas visitan una estación de energía solar en Hami, Xinjiang, en mayo pasado. CAI ZENGLE / PARA CHINA DAILY

Los turistas visitan una estación de energía solar en Hami, Xinjiang, en mayo pasado. CAI ZENGLE / PARA CHINA DAILY

El informe de la labor del Ministerio de Ecología y Medio Ambiente publicado el 1 de febrero prestó mucha más atención a la reducción de carbono que el anterior, mencionándolo 67 veces en comparación con 8.

Huang Runqiu, ministro de Ecología y Medio Ambiente, indicó en el informe que se movilizarán todos los “factores proactivos” para unir “todas las fuerzas posibles”. Se hará un esfuerzo total para abordar los desafíos climáticos, sostuvo, incluidos los que surjan a medida que el país avance en su “tarea urgente y ardua” de alcanzar un pico de emisiones de dióxido de carbono antes de 2030 y lograr la neutralidad de carbono antes de 2060. Esto es a pesar del impacto del brote de COVID-19 en la economía. “Debido a la epidemia, todavía hay algunas incertidumbres que enfrenta el desarrollo socioeconómico del país”, señaló Huang. “La preocupación por la protección del medio ambiente ha disminuido en algunas áreas. Con un conocimiento vago del pico de carbono y la neutralidad, los impulsos de algunas regiones provinciales son lanzar proyectos con alto consumo de energía y emisiones”.

A pesar de los desafíos, el país acelerará la transición a energías verdes y bajas en carbono, sostuvo Huang. Con la tarea general de alinear la baja de carbono con la reducción de los contaminantes del aire, se dará mayor prioridad al control de las emisiones de dióxido de carbono. “Los proyectos con alto consumo de energía y emisiones estarán estrictamente restringidos”, agregó.

Mientras tanto, se hará un esfuerzo para fomentar tecnologías e industrias verdes y bajas en carbono para crear un nuevo impulso de desarrollo durante el próximo plan quinquenal.

Dimitri de Boer, asesor especial del Consejo de Cooperación Internacional sobre Medio Ambiente y Desarrollo de China, afirmó que la Administración Nacional de Energía fue uno de los primeros departamentos a nivel ministerial en recibir una inspección ambiental. “Refleja el fuerte énfasis que el liderazgo de China está poniendo en la acción climática y la integración de cuestiones ambientales en decisiones gubernamentales más amplias”, sostuvo. Es loable que la “herramienta muy poderosa” de la inspección ambiental se esté utilizando para acelerar la transición climática, agregó.

He Jiankun, vicepresidente del Comité Nacional de Expertos en Cambio Climático, señaló que el país necesita crear con urgencia sistemas efectivos de supervisión y evaluación del desempeño para hacer frente al repunte de la demanda de combustibles fósiles. Esto se debió a que los gobiernos locales expandieron la energía a carbón, así como los niveles de producción en los sectores de acero y petroquímica. “El presidente Xi Jinping ha subrayado repetidamente que China cumplirá inquebrantablemente sus objetivos y honrará plenamente sus compromisos. Esto ha enviado un mensaje claro que marcará el rumbo del desarrollo de empresas e industrias”. Debido a las metas de 2030 y 2060, la expansión de proyectos con alto consumo de energía se frenará durante el próximo plan quinquenal, sostuvo.

China tiene que apresurarse para lograr en solo 30 años lo que hicieron los países desarrollados en 45 a 70 años, lo que presenta un desafío mayor para que el país alcance la neutralidad de carbono. Sin embargo, cuando el presidente Xi se dirigió a la XII cumbre del grupo BRICS a través de un video el 17 de noviembre, declaró: “Pueden contar con que China cumplirá su promesa”.