Cooperación entre países

La GDI, bienvenida por la comunidad global

Iniciativa ayuda a revitalizar los esfuerzos para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU

La Iniciativa para el Desarrollo Global (GDI, por sus siglas en inglés) propuesta por China ha renovado el enfoque global en temas de desarrollo y ha fortalecido la cooperación entre países en desarrollo en medio de una serie de crisis globales, señalaron los funcionarios y expertos internacionales.

El presidente Xi Jinping lanzó la propuesta durante un discurso en septiembre del año pasado durante el debate general del 76º período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas a través de enlace de video, con el objetivo de encaminar el desarrollo global hacia una nueva etapa de crecimiento equilibrado, coordinado e inclusivo.

“La iniciativa llegó en un momento oportuno”, sostuvo Munir Akram, representante permanente de Pakistán ante las Naciones Unidas. “Estamos sufriendo múltiples impactos en la economía global y especialmente en los países en desarrollo”.

“Esta iniciativa reúne a los países del mundo, especialmente a aquellos en desarrollo, para asociarse con China con el objeto de abordar estos asuntos”, señaló Akram, quien también es presidente del Grupo de los 77 y China. El G77, que recibió su nombre de sus 77 miembros fundadores, es ahora un grupo de 134 países en desarrollo en las Naciones Unidas.

Con el mundo enfrentando una crisis en cascada, desde la pandemia de Covid-19, las interrupciones en la cadena de suministro, los aumentos devastadores en el costo de vida y la emergencia climática hasta un número creciente de pobres y hambrientos, el agravamiento de las desigualdades y el creciente malestar social, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU deben volver a encarrilarse para el bienestar de esta generación y las futuras, indicó el secretario general de la ONU, António Guterres, durante la reunión ministerial del Grupo de Amigos de la GDI el 20 de septiembre.

“La Iniciativa para el Desarrollo Global holística es un aporte valioso para abordar los desafíos comunes y acelerar la transición hacia un futuro más sostenible e inclusivo”, sostuvo el jefe de la ONU durante el encuentro.

La reunión, que estuvo presidida por el consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores chino, Wang Yi, y a la que asistieron cerca de 40 cancilleres y directores de agencias internacionales, coincidió en el valor de una estrecha coordinación entre la GDI y los organismos de la ONU para abordar la pobreza y promover los ODS. El acuerdo recibió el apoyo de los países en desarrollo.

Dennis Munene, director ejecutivo del Centro China-África del Instituto de Políticas de África en Nairobi, Kenia, dijo que la GDI beneficia al mundo de varias maneras.

Está ayudando a la comunidad mundial y a la ONU a lograr los ODS. Además, la iniciativa se esfuerza por revertir el impacto devastador del Covid-19 en el desarrollo, abordar los desafíos de la degradación ambiental y el cambio climático y promover la recuperación verde y la política de China de una “civilización ecológica” para armonizar el desarrollo y el medio ambiente.

La GDI se centra en ocho áreas prioritarias: alivio de la pobreza, seguridad alimentaria, respuesta y vacunas contra el Covid-19, financiamiento para el desarrollo, cambio climático y desarrollo verde, industrialización, economía digital y conectividad, según una nota conceptual del Grupo de Amigos de la GDI, que organiza sesiones de trabajo en la ONU.

El grupo fue lanzado en enero en la sede de la ONU en Nueva York. Participaron representantes de 100 países y 20 organizaciones internacionales, generando un mayor consenso internacional sobre la implementación de la GDI. En menos de un año, 60 países se han unido al grupo.

“Tenemos la esperanza de que, dada la propia experiencia de desarrollo de China en alcanzar el crecimiento y el rápido avance en la eliminación de la pobreza, el modelo pueda servir como base para la cooperación entre los países en desarrollo y China, así como entre ellos, a fin de promover los objetivos a los que aspiran la GDI y el Grupo de Amigos”, señaló Akram.

La GDI incluye financiamiento para proyectos que beneficiarán directamente a los países del Sur Global. “Estas iniciativas apoyarán y se basarán en el creciente volumen de la cooperación Sur-Sur, y profundizarán la colaboración entre los países en desarrollo”, sostuvo Jorge Chediek, exenviado del secretario general de la ONU para la cooperación Sur-Sur.

“En este contexto, el liderazgo de China ha jugado un papel esencial a través del apoyo político y el fuerte compromiso de recursos para expandir la cooperación en las últimas décadas”, señaló Chediek, quien también dirigió la Oficina de la ONU para la Cooperación Sur-Sur y se desempeñó como coordinador residente de la ONU y representante residente del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en varios países.

Temas relacionados: