Recuperación económica

La economía se recupera de manera constante

Analistas subrayan el impulso de la demanda, exportaciones resilientes y una baja base de comparación

La economía de China se encamina hacia un repunte constante, respaldado por la recuperación estable de la demanda, las exportaciones resilientes y una baja base de comparación respecto al año pasado, según los analistas.

Destacaron que el país se dirige en la dirección correcta en lo que respecta a lidiar con cuestiones estructurales como los problemas inmobiliarios, y señalaron que se deben hacer más esfuerzos para superar las dificultades en la vivienda y aumentar la demanda interna efectiva.

Esos comentarios los hicieron después de que los datos del Buró Nacional de Estadísticas evidenciaran que la economía de China está mostrando signos de estabilización en mayo, junto con una mejoría en algunos indicadores clave y motores de crecimiento nuevos que ganan impulso.

En una conferencia de prensa en Beijing el 17 de junio, Liu Aihua, portavoz de la entidad, dijo que la recuperación económica constante de mayo derivó de un fuerte estímulo político, la mejora en la demanda externa y el impacto positivo del consumo durante las vacaciones con motivo del Día de los Trabajadores (Primero de Mayo).

El Buró Nacional de Estadísticas informó que las ventas minoristas, una medida clave de los gastos de consumo, tuvieron un aumento interanual del 3,7 % en mayo, en comparación con el incremento del 2,3 % en abril.

El valor agregado de la producción industrial creció un 5,6 % en mayo, mientras que la inversión en activos fijos aumentó un 4 % en el período de enero a mayo.

“De cara al futuro, es probable que la economía de China continúe la tendencia de recuperación, con un mayor impulso para las innovaciones del país, la continua modernización industrial, la recuperación gradual en la demanda interna y el fuerte estímulo político”, expresó Liu.

Mientras tanto, advirtió que la corrección en el sector inmobiliario chino todavía está en curso.

Para el período de enero a mayo, la inversión inmobiliaria en China cayó un 10,1 % interanual, mientras que el área de ventas de propiedades nuevas se desplomó un 20,3 %, en comparación con las caídas del 9,8 % y 20,2 % en los primeros cuatros meses, respectivamente, informó.

Liu señaló que la implementación de una serie de medidas recientes de políticas de vivienda más flexibles estabilizará gradualmente el sector.

Zhou Maohua, investigador del Banco Everbright de China, afirmó que los últimos datos sugieren que la recuperación en la demanda y el consumo interno está ganando impulso de manera constante, lo que apunta a una recuperación equilibrada en la segunda economía mundial.

“Dada la recuperación constante de la demanda, las exportaciones resilientes y el efecto de la base baja, es probable que el crecimiento de la economía de China acelere en el segundo trimestre, y siente una base sólida para alcanzar un objetivo de crecimiento anual de alrededor del 5 % este año”, comentó.

Si bien la posible mejora en el consumo y un auge fabril pueden ayudar a compensar la caída en el sector inmobiliario durante la segunda mitad del año, Zhou pidió esfuerzos políticos más fuertes para lidiar con la persistencia de precios bajos y más políticas de flexibilización de viviendas.

“Ahora se requieren medidas más contundentes de alivio en el mercado inmobiliario en lugar del proceso gradual de medidas incrementales observadas el año pasado, si las autoridades quieren lograr con éxito una corrección gradual y deseada en los precios de las viviendas,” expresó Louise Loo, economista líder del grupo de expertos británico Oxford Economics.

En el frente de políticas monetarias, los datos de moneda y crédito débiles de mayo siguen indicando la disminución de la efectividad de herramientas monetarias tradicionales, como los recortes directos a las tasas, señaló Loo.

Dado el debilitamiento de la moneda y el retraso en los recortes de tasas de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos hasta finales del tercer trimestre, dijo que su equipo ha pospuesto las expectativas de recortes de tasas del Banco Popular de China al cuarto trimestre, en comparación con la expectativa anterior de un recorte acumulativo de 20 puntos básicos en el segundo y tercer trimestre.

Temas relacionados: