Diario Uno China Watch China Watch

La democracia popular de todo el proceso

Las sugerencias y opiniones de los residentes son escuchadas a nivel nacional

El Partido Comunista de China (PCCh), desde los tiempos revolucionarios hasta gobernar la Nueva China desde 1949, ha liderado al país en la exploración y el desarrollo de un modelo de democracia hecho a medida para China, con el pueblo como su fundamento.

Al pronunciar un discurso en una reunión en Beijing el 1 de julio para conmemorar el centenario del Partido, Xi Jinping, secretario general del Comité Central del PCCh, destacó el desarrollo de “la democracia popular de todo el proceso”. El término fue propuesto por primera vez por Xi durante una gira de inspección en noviembre de 2019 de la comunidad de Hongqiao en Shanghai.

Seguir leyendo

Los expertos señalaron que una serie de arreglos institucionales aseguran que el modo de democracia en China garantice el derecho de las personas a participar en elecciones democráticas, consultas, toma de decisiones, gestión y supervisión, lo que constituye “la democracia de todo el proceso”. A diferencia de la democracia de estilo occidental, que a menudo implica votar en elecciones cada pocos años, la democracia china es una forma de vida diaria para la gente que conduce a resultados efectivos, afirmaron.

Xia Yunlong, de 81 años, un profesor universitario jubilado que ha vivido en Hongqiao durante 30 años, recibió el título de funcionario de información cuando el Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional, el máximo órgano legislativo del país, creó un centro de contacto comunitario en 2015. Los proyectos de ley se envían a dichos centros para que el público pueda discutirlos y expresar sus opiniones a los legisladores. El centro de Hongqiao se creó como parte de los esfuerzos del país por diversificar los canales para que la gente brinde sus puntos de vista.

Así, un funcionario de información recopila sugerencias para proyectos de ley, que son revisados por los órganos legislativos del país, lo que facilita que las personas hagan oír su voz a nivel nacional. “Ser mayor es una desventaja para hacer muchas cosas, pero resultó ser una ventaja para mí a la hora de reunir opiniones. Cada vez que discutimos un proyecto de ley, les pido a muchas personas –vecinos, parientes, exalumnos y sus padres– sus puntos de vista”, expresó Xia. Está extremadamente orgulloso de una sugerencia que hizo de que se debería alentar a los ciudadanos a cantar el himno nacional en “lugares y eventos apropiados” para expresar su amor por el país. La sugerencia se incluyó en la Ley del Himno Nacional de la República Popular China, que entró en vigor en 2017.

De acuerdo con You Yuanchao, de la asamblea popular del distrito de Changning, que trabaja en el centro de contacto de Hongqiao, se han recibido opiniones del público en relación con 55 leyes. Se han formulado más de 1.000 sugerencias y se han adoptado 92 de ellas. “Se creó un mecanismo de trabajo completo para el centro de contacto desde cero, que incluye ocho pasos desde la aceptación de una consulta legislativa hasta la presentación de las sugerencias finales”, indicó You. Las sugerencias provienen principalmente de los funcionarios de información, cuyo número ha aumentado a lo largo de los años a 310, señaló. “Contamos con profesionales de órganos judiciales locales y abogados que actúan como nuestros expertos”, sostuvo You. “Brindan apoyo a los funcionarios de información y ayudan a convertir el lenguaje coloquial que la gente usa en la terminología correcta para la legislación”.

Zhu Lingjun, profesor de la Escuela del Partido del Comité Central del PCCh, afirmó que la creación de tales centros de contacto de base ayuda a promover una legislación más específica. La democracia consultiva de China evita el formalismo de la democracia en muchos países, donde la gente tiene derecho al voto, pero en lo demás participa poco en el sistema, sostuvo Zhu.

Tang Yalin, profesor de administración pública en la Facultad de Relaciones Internacionales y Asuntos Públicos de la Universidad Fudan en Shanghai, sostuvo que el propósito de la democracia en China es que se comprendan las necesidades del pueblo, y es importante combinarlas con los objetivos de desarrollo a largo plazo del país. Hay varios canales para que las personas expresen sus opiniones, comentó. Estos incluyen audiencias de opinión pública y simposios de expertos convocados antes de la publicación de las principales leyes, planificaciones y políticas. Las opiniones también se pueden expresar a través de sitios web, señaló Tang.

En agosto del año pasado, se consultaron en línea los consejos y sugerencias de los internautas para el borrador del XIV Plan Quinquenal (2021-25). Fue la primera vez que se adoptó esta práctica para la formulación de un documento tan importante.

Evandro Carvalho, un experto legal de Brasil, indicó a Xinhua que la democracia socialista de China es “no solo una democracia de forma, sino de fondo”. Tal democracia no se limita al proceso democrático de toma de decisiones, sino que también se enfoca en su resultado, sostuvo Carvalho, ex académico invitado en China y profesor de derecho en la Fundación Getulio Vargas, un grupo de expertos económicos en Brasil. Los arreglos institucionales para la democracia de China involucran los aspectos procedimentales y la participación pública, con el objetivo de encontrar soluciones a los problemas que enfrentan los ciudadanos, señaló Carvalho. “A diferencia de varias democracias occidentales que están alejando cada vez más a la gente del proceso político e ignorando sus necesidades, el Gobierno chino desea, con el uso de la tecnología, escuchar más a la gente y monitorear la ejecución de medidas para satisfacer las necesidades del pueblo”.

Temas relacionados: