Diario Uno China Watch China

La democracia de China, reconocimiento mundial

Nadie debería tener el monopolio de la definición de democracia, se afirmó en un seminario web internacional

Diplomáticos extranjeros y líderes de partidos políticos del exterior elogiaron la democracia de China y su camino de desarrollo y denunciaron los intentos de algunos países de dividir el mundo en diferentes campos o grupos rivales.

El intento de Estados Unidos de clasificar a las personas y los países en democráticos y no democráticos fue erróneo y solo haría sufrir al mundo, lo que inevitablemente estaría sujeto a críticas en todo el planeta, sostuvo Andrey Denisov, embajador de Rusia en China, durante una conferencia de prensa sobre la sexta sesión plenaria del XIX Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh) en Beijing el 19 de noviembre.

Sus comentarios tenían lugar mientras Estados Unidos se preparaba para ser anfitrión de una Cumbre de Líderes por la Democracia este mes. Solo unos pocos países podrían cumplir con un criterio tan falso como el que ha definido Estados Unidos, afirmó Denisov. “Si es así, solo hay entre 30 y 35 países en el mundo que son democráticos, lo cual es una minoría, ya que hay más de 200 países que son miembros de las Naciones Unidas”. Estados Unidos, debido a sus crecientes problemas internos, se habría convertido en el peor representante de la democracia, más que en su modelo, señaló.

Asimismo, Denisov elogió los grandes logros de China en la lucha contra el COVID-19 y el abordaje de los problemas económicos, y afirmó que los países deben aprender del país asiático, que se esfuerza por resolver esos problemas a través del desarrollo. Rusia y China tienen firmes convicciones sobre sus caminos correctos de desarrollo, señaló.

China siempre ha dicho que un sistema es democrático si puede representar los intereses generales de las personas y si éstas están satisfechas. Este punto de vista está siendo reconocido por un número cada vez mayor de países. De hecho, muchos de los más de 130 participantes de un seminario web sobre democracia y derechos humanos, que incluyó a miembros de más de 60 misiones permanentes ante la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra, señalaron que la efectividad de la democracia debe medirse por estándares basados en resultados.

El seminario web fue copatrocinado por las misiones permanentes de China y Rusia ante la oficina el 18 de noviembre. Pusieron en tela de juicio elecciones que no eligieron líderes con competencia destacada, la “libertad de expresión” que solo condujo a la división social y la llamada protección de los derechos personales que contribuyó a que millones de personas murieran del COVID-19 como resultado de medidas indiscriminadas. Nadie debería tener el monopolio de la definición de democracia, afirmaron, y que no existe un modelo supremo de democracia. Los Estados deben tener libertad para elegir los sistemas políticos y la vía de desarrollo que se adapten a sus condiciones nacionales.

José Luis Centella, presidente del Partido Comunista de España, elogió el liderazgo del presidente Xi Jinping y el camino de China hacia la modernización. “Con el liderazgo del presidente Xi, China ha encontrado con éxito un camino hacia la modernización que ha llevado al pueblo chino a realizar un desarrollo a largo plazo”. La confianza de China en el camino, la teoría, el sistema y la cultura del socialismo con características chinas ha ayudado al PCCh a responder a los riesgos y desafíos globales, así como a mantener su vigor y vitalidad, señaló.

Dilma Rousseff, ex presidenta brasileña, expresó que sentía respeto y admiración por los grandes logros de China, pero que algunas fuerzas los ignoraron debido a sesgos ideológicos. Felicitó al Gobierno chino por eliminar la pobreza absoluta y señaló que China ha creado riqueza y ha cumplido las aspiraciones de la gente de una vida mejor. El PCCh se había ganado el firme apoyo del pueblo chino durante el siglo pasado “gracias a los incansables esfuerzos, la buena gobernanza y la sólida organización”.

Khuon Sudary, segunda vicepresidenta de la Asamblea Nacional de Camboya, señaló que los países deben trascender las diferencias para desarrollar relaciones sobre la base del respeto mutuo y oponerse al uso de los derechos humanos para inmiscuirse en los asuntos internos de otros países. “La democracia de un país debe demostrar plenamente la voluntad y las demandas de su pueblo, en lugar de ser explotada como una herramienta de un partido político para buscar sus intereses”.

De acuerdo con un informe de Pew Research publicado el 1 de noviembre, el 72 % de los estadounidenses cree que el sistema político de su país ya no es un buen ejemplo a seguir por otras naciones. El 23 % de los encuestados afirmó que no cree que alguna vez haya sido un buen ejemplo, dice el informe.

Una investigación dirigida por Cary Wu, profesor de sociología de la Universidad de York en Toronto, Canadá, y publicada en la revista Journal of Contemporary China, halló que los ciudadanos chinos tenían nivel general alto de satisfacción con el desempeño de su Gobierno durante la pandemia.

Temas relacionados: