Diario Uno China Watch China

Iniciativa para un crecimiento global robusto 

El presidente chino establece acciones y reformas para ayudar a los países a abordar el lento desarrollo 

Últimamente y con frecuencia, términos como “pierde fuerza” vienen captando la atención en los medios de todo el mundo en referencia al aumento de los precios de las materias primas, las cadenas de suministro interrumpidas, la disminución del comercio o la reducción de las oportunidades de trabajo en varias regiones. “Si las interrupciones del suministro continúan o las expectativas de inflación se vuelven flexibles, la inflación puede volverse más difícil”, sostuvo Kristalina Georgieva, directora gerente del Fondo Monetario Internacional. De hecho, según el último informe del FMI, “Perspectivas de la economía mundial”, publicado en octubre, el impulso de la recuperación mundial se ha debilitado y “la incertidumbre ha aumentado”.

En un esfuerzo por responder a tales inquietudes, en los discursos de la reciente Cumbre de Líderes del G20 y la Reunión de Líderes Económicos del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC, siglas en inglés), por ejemplo, el presidente chino Xi Jinping no ha escatimado esfuerzos para desarrollar la nueva Iniciativa para el Desarrollo Global de China, que indicó que es para que países grandes y pequeños se unan y trabajen juntos contra el lento crecimiento generalizado. Según la iniciativa, que Xi dio a conocer en septiembre, “mantener el compromiso con el desarrollo como una prioridad” figura en primer lugar entre los seis aspectos que los países deberían trabajar. Xi ha utilizado la palabra “robusto” al definir el objetivo de tales acciones concertadas — perseguir “un desarrollo global más robusto, ecológico y equilibrado”.

Chen Fengying, economista experta y ex directora de Estudios Económicos Mundiales del Instituto de Relaciones Internacionales Contemporáneas de China, sostuvo que esto se debe “a que el desarrollo es un indicador superior para todos los países, y el mundo atormentado por la pandemia de COVID-19 se enfrentará a serios problemas si el crecimiento global no logra cobrar fuerza de manera robusta”.

En octubre, el FMI redujo su previsión de crecimiento económico mundial este año y el próximo a 5,9 % y 4,9 %, respectivamente, citando “un descenso” para las economías avanzadas y los países en desarrollo de bajos ingresos “en gran parte debido al empeoramiento de la dinámica de la pandemia”.

Para empeorar las cosas, “la velocidad de creación de empleo se está retrasando en general para compensar las pérdidas de empleo anteriores, especialmente en las economías en desarrollo” durante el transcurso de este año, a pesar del repunte gradual de la economía mundial, de acuerdo con el informe titulado “Situación y perspectivas de la economía mundial“ publicado en noviembre por el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas.

Según los analistas, la propuesta detallada de Xi para priorizar el desarrollo, presentada en conferencias multilaterales, globales o nacionales recientes, podría resumirse en cuatro pilares para la acción global: coordinar una política macroeconómica continua, coherente y sostenible; promover y reformar un sistema comercial multilateral; impulsar la construcción de infraestructura y la conectividad; y estabilizar las cadenas industriales y de suministro.

Ren Lin, directora del Departamento de Gobernanza Global del Instituto de Economía y Política Mundial de la Academia de Ciencias Sociales de China, señaló: “Los dos primeros pilares, la política macroeconómica y el sistema comercial, ayudan a los países, incluida China, a analizar lo que pueden hacer para mejorar la gobernanza económica mundial”. Los otros dos pilares, la infraestructura y la cadena de suministro, “se centran en las futuras acciones concretas de China que motivarán a los países a continuarlas”, afirmó. “No podemos decir que alguno de estos cuatro pilares sea menos urgente o superior, porque todos sirven para sugerir cómo los países podrían proponerse hacer avances iniciales hacia la recuperación”, sostuvo. “Se influyen mutuamente de manera positiva cuando funcionan de forma simultánea para formar un impulso conjunto hacia el crecimiento”.

En un análisis de la política macroeconómica reciente de los países, Chen, economista experta, indicó que lo que más le preocupa es la falta de coordinación, especialmente de algunos países desarrollados, para eliminar gradualmente sus propias políticas macroeconómicas y paquetes de estímulo que apuntan a la crisis provocada por la pandemia. “Los mercados emergentes y los países en desarrollo sufrirán una salida de capital notable y la devaluación de sus monedas si la Reserva Federal de Estados Unidos crea dólares a una velocidad más allá de las expectativas del mundo”, afirmó Chen sobre por qué Xi subrayó la coordinación de políticas.

La justicia y el orden comerciales globales también se ven amenazados, ya que el papel de la Organización Mundial del Comercio se ha visto afectado por el proteccionismo y el unilateralismo en los últimos años. El llamado de Xi para avanzar y reformar el sistema de comercio multilateral con la OMC en su centro “tiene como objetivo subrayar lo que los países deberían hacer para enfrentar el riesgo de que se detenga por completo y se vuelva deficiente”, sostuvo Ren, la académica de la Academia de Ciencias Sociales de China.

Con respecto al vigésimo aniversario de la adhesión de China a la OMC este año, Wang Shouwen, viceministro de Comercio, señaló a los periodistas el 28 de octubre que el país ha “cumplido plenamente” sus obligaciones en virtud de la OMC y los compromisos que ha asumido, lo que fue reconocido por los principales funcionarios de la OMC y la gran mayoría de sus miembros.

Al subrayar el papel de la construcción de infraestructura para apuntalar el desarrollo global futuro, Xi, mientras se dirigía a un simposio el 19 de noviembre en Beijing con foco en la Iniciativa de la Franja y la Ruta (BRI, por sus siglas en inglés), pidió la promoción continua del desarrollo de alta calidad de la BRI a través de esfuerzos conjuntos.

Además, los países deben “aumentar el apoyo para el desarrollo de la infraestructura de transporte en los países menos desarrollados y los países en desarrollo sin litoral para lograr la prosperidad compartida”, señaló Xi en la ceremonia de apertura de la Segunda Conferencia Mundial de las Naciones Unidas sobre el Transporte Sostenible el 14 de octubre. Xie Feng, viceministro de Relaciones Exteriores, afirmó en un foro el 12 de noviembre en Beijing que desde 2013, el volumen comercial acumulado entre China y sus socios de la BRI ha superado los u$s 9,2 billones, y “la BRI se ha convertido en la plataforma más grande del mundo para la cooperación internacional”.

Chen Xulong, profesor de diplomacia multilateral y estudios de reforma de la ONU en la Escuela de Relaciones Internacionales de la Universidad de Economía y Negocios Internacionales, sostuvo: “La filosofía y la práctica exitosa de la BRI durante los últimos ocho años conducen al avance de la Iniciativa para el Desarrollo Global, y las dos visiones se unirán, se complementarán y formarán una gran fuerza conjunta impulsando la cooperación global para el crecimiento”.

Temas relacionados: