Centro financiero

Hong Kong sigue siendo la casa de la moneda

El centro financiero busca un papel más importante en el escenario global a través de la conexión con la parte continental

Mientras la Región Administrativa Especial de Hong Kong (RAEHK) celebraba el 25° aniversario de su establecimiento el 1 de julio, la industria financiera de la ciudad estaba lista para presentar un nuevo y glorioso capítulo en su desarrollo, impulsado por la profundización de la conectividad financiera con la parte continental de China, un floreciente negocio del renminbi offshore y de finanzas verdes.

Durante los últimos 25 años, Hong Kong se ha fortalecido como centro financiero internacional. Los servicios financieros, una de las industrias pilares de la RAEHK, han jugado un papel fundamental en su crecimiento económico, aportando el 23,4 % del PBI local en 2020, en comparación con el 10,3 % en 1997, según cifras oficiales.

Aunque la economía de Hong Kong se ha visto muy afectada por los disturbios sociales y la pandemia de COVID-19 en los últimos años, la posición de la ciudad como centro financiero mundial se ha mantenido intacta, dadas las ventajas competitivas de la RAEHK de una infraestructura financiera sólida, un sistema legal desarrollado, un grupo de talentos altamente calificados y la proximidad al vasto mercado de la parte continental.

Hong Kong se ha mantenido en el tercer lugar en la clasificación mundial de centros financieros, después de Nueva York y Londres, según el último Índice de Centros Financieros Globales publicado conjuntamente en marzo por los grupos de expertos China Development Institute en Shenzhen y Z/Yen en Londres.

La profundización de los vínculos financieros con la parte continental de China se considera uno de los principales impulsores del crecimiento del sector financiero de Hong Kong en los últimos años. Se han introducido una serie de iniciativas, que incluyen Shanghai-Hong Kong Stock Connect en 2014, Shenzhen-Hong Kong Stock Connect en 2016 y Bond Connect en 2017, para aprovechar al máximo el papel único de Hong Kong como conector entre los mercados de la parte continental y el extranjero.

“Según los reguladores en Hong Kong y en la parte continental, el esquema Stock Connect ha visto mejoras importantes y está más en consonancia con las prácticas internacionales”, señaló Sally Wong Chi-ming, directora ejecutiva de la Asociación de Fondos de Inversión de Hong Kong. “Los gerentes dijeron que el mercado Stock Connect es ahora un canal elegido por los inversionistas extranjeros para invertir en los mercados de Asia y de la parte continental”.

No es solo Stock Connect, sino también Bond Connect, que está ganando cada vez más importancia. “En general, estos dos esquemas de conexión han sido fundamentales para ayudar a los inversores extranjeros a obtener exposición en los mercados de capital chinos. Esto ha provocado que cada vez más proveedores de índices internacionales importantes los incluyan”, agregó.

Por otra parte, el negocio del renminbi offshore, que ha desempeñado un papel crucial en el desarrollo financiero de Hong Kong en los últimos 25 años, ha ayudado a unir los sistemas financieros de Hong Kong y la parte continental, ofreciendo enormes oportunidades comerciales al atraer inversiones de la parte continental y del extranjero.

El viaje de la RAEHK en el desarrollo de su negocio del renminbi offshore comenzó en 2004 cuando se permitió a los bancos de la ciudad proporcionar servicios bancarios del renminbi offshore a clientes personales. Desde entonces, el negocio ha experimentado una expansión significativa.

Según la Autoridad Monetaria de Hong Kong, la RAEHK tiene actualmente el fondo de capital en renminbi más grande del mundo fuera de la parte continental: alrededor de 874.000 millones de yuanes (u$s 130.490 millones) en abril.

Alrededor del 75 % de los pagos en renminbi offshore del mundo se liquidaron a través de Hong Kong para mayo, según la Sociedad para las Telecomunicaciones Financieras Interbancarias Mundiales.

El presidente ejecutivo de la Autoridad Monetaria de Hong Kong, Eddie Yue Wai-man, comentó que, a pesar del desafiante entorno económico de los últimos años, existe un enorme potencial y espacio de desarrollo para el negocio del renminbi offshore de la ciudad.

China es la segunda economía más grande del mundo, pero solo el 18 % de su comercio transfronterizo se liquida en renminbi. Esto significa que hay un gran espacio para que la moneda china desempeñe un papel en el escenario mundial, indicó. “El mercado de renminbi offshore de Hong Kong puede desempeñar un papel más importante, especialmente en la internacionalización del renminbi”, espresó.

Yue también cree que las finanzas verdes son un área clave donde Hong Kong tiene un gran potencial. Las actividades de finanzas verdes han experimentado un crecimiento significativo en los últimos años, sostuvo, y agregó que el gobierno de la RAEHK ha emitido bonos verdes al público y ha ayudado a algunas pequeñas y medianas empresas que han solicitado préstamos verdes.

“Como una economía pequeña y abierta, Hong Kong es propensa a shocks externos y recesiones económicas globales”, sostuvo Eden Wong Yi-dung, presidente de la División de Gran China de CPA Australia. “Sin embargo, creo que el sistema financiero resistente y bien regulado de Hong Kong debería ayudar a la ciudad a sortear tales turbulencias y mantener su posición como centro financiero mundial”.

Temas relacionados: