Para surfear la ola del cambio de una asistencia médica básica a una innovadora en China, el segundo país más grande del mundo para el diagnóstico y los productos farmacéuticos, las empresas farmacéuticas multinacionales están explotando aún más las oportunidades de investigación y desarrollo. Ya sea mediante el refuerzo de sus centros internos de investigación y desarrollo en el país o bien el contacto con socios locales para proyectos conjuntos, las compañías farmacéuticas globales apuran su marcha para llevar los logros innovadores a la práctica, con el objeto de satisfacer las necesidades médicas no cubiertas en China y el mundo, según afirmaron expertos de la industria.

Un ejemplo es la creación del Centro de Innovación Externa de China de la compañía biofarmacéutica alemana Boehringer Ingelheim en Shanghai el 2 de julio. Basado en la experiencia de la compañía en la colaboración de investigación con las principales instituciones de educación superior e investigación científica de China durante los últimos cuatro años, el centro tiene como objetivo potenciar más programas creados en China para impulsar la cartera de proyectos de la compañía y eventualmente beneficiar a los pacientes en China y otros lugares.

Diseñado como un centro integral de transformación de la innovación, es el primero de la industria en incluir funciones de proyectos de colaboración con instituciones, transacciones autorizadas y el aporte de capital de riesgo para colaborar con candidatos innovadores, informó la compañía. “China ha sido y continuará siendo uno de los mercados más importantes para el plan global de la compañía y, más importante aún, es que es un centro de innovación global y un estabilizador en la economía mundial”, señaló Felix Gutsche, presidente y director ejecutivo de Boehringer Ingelheim en China. En el momento en que Asia se está convirtiendo en el centro de innovación para la investigación biofarmacéutica y la fuerza de China se eleva rápidamente en este sector, queríamos aprovechar mejor las oportunidades que brinda el poder innovador originado localmente”.

Después de crear en 2004 el primer centro de investigación y desarrollo financiado con fondos extranjeros en Shanghai, la compañía farmacéutica suiza Roche terminó un nuevo centro de innovación en la ciudad en octubre. Severin Schwan, director ejecutivo de Roche Group, indicó que con este centro la compañía se compromete a construir el tercer centro global estratégico de Roche en Shanghai junto con Basel en Suiza y San Francisco.

Con una inversión de 863 millones de yuanes (u$s 123,7 millones), el centro de innovación se enfoca en la investigación y el desarrollo inicial de fármacos innovadores en áreas de inmunología y el tratamiento de la inflamación y las enfermedades infecciosas. El centro llevará la investigación y el desarrollo de China más lejos en el escenario mundial mediante el desarrollo de medicamentos innovadores para satisfacer las necesidades no cubiertas de los pacientes. También se dedica a asistencia médica personalizada, macrodatos e inteligencia artificial que construirán la colaboración con instituciones médicas y universidades locales para explorar nuevas orientaciones de investigación basadas en el análisis de datos. “Antes, los medicamentos se descubrían en Occidente y luego se llevaban a China”, sostuvo Schwan. “Ahora, con más talentos que regresan y otros nuevos educados en el país, estoy convencido de que veremos una cantidad creciente de fármacos descubiertos y desarrollados en China”. Es emocionante ver que las compañías extranjeras están trayendo medicamentos innovadores del exterior y que las empresas locales están invirtiendo en el mismo sector, agregó.

Te puede interesar...

Temas