Diario Uno > China Watch > Cuevas

En sintonía con la historia: el desafío de recrear instrumentos

El desafío de recrear los instrumentos pintados en las cuevas de Mogao es gratificante e inspirador

Cuando Zheng Ruzhong, profesor de música, visitó las Grutas de Mogao en la provincia de Gansu en 1986, quedó asombrado por los numerosos murales que incluían la pipa, un laúd chino de cuatro cuerdas. Más de 600 imágenes del antiguo instrumento chino de cuerda pulsada, en cientos de cuevas, fueron retratadas en el complejo de grutas adornadas con murales budistas, que, al año siguiente a la visita de Zheng, serían incluidas en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

Desde entonces, Zheng se ha dedicado a la investigación de la música y la danza en relación con las Grutas de Mogao, pero también asumió un proyecto especial: transformar los instrumentos musicales pintados, retratados en los murales, en versiones reales.

Te puede interesar...

En total, se han elaborado 245 elementos de los 97 tipos de instrumentos musicales basados en las imágenes que están representadas en los murales de Mogao, incluidos instrumentos de cuerda frotada y punteada, así como los de percusión. Sin embargo, este es todavía un número muy pequeño de los instrumentos musicales representados en los murales, que, según la investigación de Zheng, suman más de 4.000. “No hay otras cuevas de este tipo en el mundo que tengan tantos instrumentos musicales pintados en los murales”, comentó Zheng, de 88 años, quien creó un estudio de música y danza con la Academia de Dunhuang en 1986. “Revela un rico paisaje musical en la antigua China”.

Las Grutas de Mogao se encuentran excavadas en acantilados en el borde del desierto de Gobi en Dunhuang, un centro comercial en la histórica Ruta de la Seda. Muchos de los murales registran intercambios entre Oriente y Occidente. Muchos de los instrumentos musicales representados en los murales nunca se han visto o incluso grabado en otras formas. Esto crea un gran desafío para los artistas que quieren reproducirlos. “Los pintores solo retrataron la apariencia de los instrumentos y no explicaron cómo hacían los sonidos”, sostuvo Ma Chenghu, un joven de Lanzhou, Gansu, que dirige un equipo que intenta hacer realidad estos instrumentos musicales. “Esa es la mayor dificultad a la hora de reproducir estos instrumentos pintados como objetos reales”.

Por ejemplo, una especie de ruan, un laúd redondo de cuatro cuerdas, aparece dos veces en los murales. A diferencia del ruan ordinario, este se asemeja a una flor de loto con siete pétalos. Por lo tanto, señaló Ma, el tipo especial de ruan significa que los artesanos adaptan su trabajo especialmente para que sea reproducible. Han intentado muchas veces hacer uno que se pueda tocar.

De los 245 instrumentos musicales, solo uno sigue siendo imposible de tocar para los músicos: un laúd curvo con una cuerda. Zheng ha registrado 20 casos de este laúd que aparecen en murales pintados en diferentes dinastías. No pudo encontrar ninguna otra información al respecto, excepto lo que se muestra en los murales de las Grutas de Mogao, que fueron construidos por adoradores budistas entre los siglos IV y XIV. “Creo que fue creado por pintores”, sostuvo Zheng. “Nunca existió en la vida real”.

Tanto el laúd curvo como el ruan en forma de loto se presentan flotando en el cielo con cintas. Zhu Xiaofeng, investigador de la Academia de Dunhuang, señaló que existen cientos de instrumentos musicales que parecen flotar en los murales. También se ilustran bandas de músicos que tocan diferentes instrumentos. Entre las bandas, el instrumento más visto es la pipa, representada con más de 600 formas, señaló Zheng.

En la década de 1980, Zheng y su equipo contaron cada imagen de un instrumento musical que aparecía en 492 cuevas para obtener cifras precisas. Descubrieron que la pipa era la más pintada. “Desde la dinastía Han (206 a.C.-220 d.C.), la pipa ha sido un símbolo de la música en China”, sostuvo Zheng. “Pintar significa pintar la escena musical”.

El equipo de Ma ha producido 44 tipos de pipa basados en la investigación de Zheng. Les tomó casi la mitad de 2018 replicar estos instrumentos seleccionados de los murales. Inclusive, el equipo de Ma viajó a muchas ciudades para encontrar luthiers lo suficientemente talentosos y hábiles para reproducir estos instrumentos antiguos.

Los instrumentos se mostraron al público en la exposición cultural de Dunhuang de 2018. En 2019, estos instrumentos fueron tocados por músicos del Conservatorio de Música de Shanghai mientras se presentaban en el Concierto de Año Nuevo Chino celebrado en la capital austriaca, Viena.

Zhang Hongyan, profesora del Conservatorio Central de Música e intérprete de pipa, fue la primera en tocar las réplicas de instrumentos fabricados en 1992. También fue invitada a tocar la pipa fabricada por el equipo de Ma, la cuarta generación de los instrumentos antiguos reproducidos. “Los instrumentos musicales recién lanzados son lo suficientemente buenos para tocar”, señaló Zhang. “Con suerte atraerán a la gente a aprender más sobre los relatos detrás de ellos, especialmente los antecedentes de las Grutas de Mogao y su historia”.

Por este motivo también Ma pone tanto esfuerzo y pasión en restaurar y fabricar estos instrumentos antiguos: busca atraer a los jóvenes y a la próxima generación a aprender más sobre la cultura de las cuevas.

El equipo de Ma suele subir videos sobre los instrumentos en aplicaciones populares de videos cortos. También planea trabajar con las escuelas para ofrecer clases de música a los estudiantes.

El joven de 35 años describe su papel como una especie de traductor que transforma imágenes antiguas de los murales en instrumentos para tocar. “Las cuevas están lejos de la vida de la gente, pero espero que la música y los instrumentos acerquen a los visitantes a las cuevas”.