Diario Uno > China Watch > China

Elogio al esfuerzo ecológico de China

China es elogiada por sus esfuerzos para encontrar una solución a los problemas energéticos del mundo

El productor ejecutivo de A Perfect Planet (Un planeta perfecto), una nueva serie documental del veterano cineasta británico David Attenborough, elogia a China por sus esfuerzos para encontrar una solución a los problemas energéticos del mundo. En él también expresa su alegría por el entusiasmo de la audiencia china por los programas de vida silvestre.

La serie de cinco episodios es una coproducción de la BBC, Tencent Penguin Pictures, ZDF, China Media Group CCTV 9, France Televisions y The Open University, y se proyectó en CCTV 9 y Tencent el 4 de enero. Una vez más presenta a Attenborough, que en más de 60 años se ha convertido en uno de los mejores educadores y locutores del mundo natural a nivel mundial.

Te puede interesar...

El programa destaca la importancia de las cuatro grandes fuerzas de la naturaleza, los volcanes, el sol, el clima y los océanos, en la formación del mundo en el que vivimos, y tiene un quinto episodio que se centra en el daño que causamos los humanos al equilibrio natural, al tiempo que da esperanza sobre cómo se puede reducir este impacto, un campo en el que el productor Alastair Fothergill afirma que China está teniendo un rol de liderazgo. “Sí, China tiene problemas con la contaminación, pero ha sido líder en tecnología y el principal fabricante de paneles solares”, señaló. “Hasta hace poco, no se han mostrado muchos programas de historia natural en China, pero he escuchado que esos funcionan muy bien y son muy bien recibidos. Estoy muy contento de que nuestras películas se vean en China. Su población urbana necesita ver estas cosas. El país cuenta con la mayor población de leopardos de las nieves del mundo, pero ¿cómo se puede esperar que alguien en Shanghai se preocupe por eso si aún no los ha visto? Existe una necesidad continua en cada generación de mostrarles la belleza del mundo natural”.

El episodio inaugural de la serie, que tardó cuatro años en realizarse, con escenas filmadas en 31 países, se centra en el poder destructivo y vivificativo de los volcanes, pero es el episodio sobre la importancia del sol donde se exhiben las maravillas naturales de China, específicamente los monos de nariz chata del Parque Nacional Shennongjia en la provincia de Hubei. La serie anterior de Attenborough, Seven Worlds, One Planet, también presentó estas criaturas, pero eso fue durante el invierno. Esta vez, es su comportamiento en otoño lo que se destaca.

Nick Jordan, que fue el director y productor del episodio del sol, sostuvo que filmar en China había sido una experiencia emocionante. “El episodio trata sobre cómo el poder del sol impulsa la diversidad de la vida en la Tierra. En China, a medida que se acerca el otoño, los recursos se vuelven muy escasos, por lo que los monos tienen que luchar por las piñas de pino, que son sabrosas, ricas en calorías y una valiosa delicia de temporada. Fue filmado por el camarógrafo local Jacky Poon, quien estuvo allí durante varias semanas y captó un comportamiento natural asombroso. Anteriormente habíamos visto a los monos en la nieve, pero esta vez se los ve en las hojas doradas. Es una secuencia hermosa y espectacular. Creo que al público le va a encantar”.