Visitas de Estado

El viaje de Xi por Asia Central promueve la prosperidad

Los funcionarios y académicos prevén perspectivas para las iniciativas propuestas por China y la OCS

En solo tres días y dos noches, el presidente chino, Xi Jinping, realizó una gira relámpago por Kazajstán y Uzbekistán y asistió a cerca de 30 eventos oficiales, logrando lo que funcionarios y académicos llaman “una gran acción diplomática dirigida al continente euroasiático”.

Del 14 al 16 de septiembre, Xi realizó visitas de Estado a dos países de Asia Central y asistió a la XXII Reunión del Consejo de Jefes de Estados Miembros de la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS) en Samarcanda, Uzbekistán.

Los observadores describieron la elección de Asia Central para el primer viaje de Xi al extranjero desde el estallido de la pandemia de COVID-19 como un paso estratégico que China ha dado para promover la cooperación, la seguridad, el desarrollo, la apertura, la confianza mutua y el respeto entre los países de la región y más allá.

Al final del viaje de 48 horas, el consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores chino, Wang Yi, sostuvo que el viaje del presidente Xi impulsó con fuerza la expansión de la OCS y elevó las relaciones de China con países relevantes hasta un nuevo nivel.

La visita “añade más vitalidad a la Ruta de la Seda que atraviesa Eurasia, aporta más factores estabilizadores a la situación internacional y regional que en este momento se encuentra en una encrucijada”, agregó Wang.

A través de los esfuerzos concertados de Xi y otros líderes, en la cumbre de la OCS se adoptaron más de 40 documentos finales. Además, bajo la iniciativa de China, se acordaron cuatro importantes declaraciones en torno a afrontar la seguridad energética y alimentaria, abordar el cambio climático y mantener las cadenas de suministro seguras, estables y diversificadas, dijo Wang.

En nombre de China, Xi también anunció una serie de planes de acción, como establecer una base China-OCS para capacitar al personal antiterrorista y organizar un foro sobre cadenas industriales y de suministro, agregó.

“Estas medidas tangibles satisfacen las necesidades de varios países y muestran que China no solo propone la Iniciativa para el Desarrollo Global y la Iniciativa para la Seguridad Global, sino que también lleva a cabo iniciativas con acciones reales”, señaló Wang.

En la cumbre, Irán se convirtió de manera oficial en miembro pleno de la OCS. China y otros miembros de la OCS también empezaron el procedimiento para el ingreso de Bielorrusia.

Wang indicó que la cumbre demostró una vez más la vitalidad, la unidad y el encanto del Espíritu de Shanghai, y que la expansión del grupo es una prueba viviente de que la OCS no es una “pequeña camarilla” cerrada y exclusiva, sino una “gran familia” abierta e inclusiva.

Xu Bu, presidente del Instituto de Estudios Internacionales de China, desestimó el hecho de que algunos analistas occidentales llamaran a la OCS la “OTAN del Este”, diciendo que “tal definición implica malinterpretar e incluso difamar a la OCS”.

“La OCS no persigue la alineación, la confrontación ni la selección de terceros, lo que la convierte en una agrupación regional integral que cubre la mayor superficie terrestre y la mayor población del mundo”, sostuvo Xu.

“La agrupación es abierta e inclusiva, y su expansión impulsará su participación en la gobernanza global y regional. Además, la mayoría de los miembros de la OCS son países en desarrollo y el crecimiento económico es su máxima prioridad, por lo que su colaboración apunta al desarrollo común”, agregó Xu.

Sourabh Gupta, investigador principal del Instituto de Estudios China-América en Washington, sostuvo que a medida que la OCS se convierte en un crisol de intercambios e interacciones humanas, también llega a ser un grupo atractivo para naciones fuera de la región. “Es por eso que estamos viendo tantos Estados observadores en la OCS”, señaló.

Arhama Siddiqa, investigadora del Instituto de Estudios Estratégicos de Islamabad en Pakistán, sostuvo: “El hecho de que el presidente Xi haya elegido la plataforma de la OCS para su viaje internacional muestra cuánta importancia atribuye a la organización y simultáneamente a los países de Asia Central, especialmente en términos de la construcción de infraestructura a nivel mundial y el aumento de la conectividad y el comercio”. Agregó que hace casi nueve años, en 2013, Kazajstán fue el lugar donde se anunció oficialmente la Iniciativa de la Franja y la Ruta.

Sabohat Hashimova, directora del Centro de Investigación Científica China-Uzbekistán de la Universidad Estatal de Estudios Orientales de Tashkent, expresó que la Iniciativa de la Franja y la Ruta propuesta por Xi juega un papel importante en el desarrollo de las relaciones entre China y Uzbekistán.

“La importancia de la Iniciativa de la Franja y la Ruta es que beneficia no solo a Uzbekistán o China, sino a todos los países involucrados”, señaló.

Jan Yumul, Yifan Xu y Ren Qi colaboraron con esta nota.

Temas relacionados: