Diario Uno > China Watch > Esgrima

Deportes de nicho: los padres los buscan para sus hijos

Los padres sienten que los deportes de nicho les abrirán las puertas a nuevos mundos

Casi todos los fines de semana, Luo Hua lleva a su hija de 8 años a clases de equitación en un club ecuestre en las afueras de Fuzhou, provincia de Fujian. La estudiante de primaria ha estado aprendiendo habilidades ecuestres durante tres años. “Cuando mi hija está sobre el caballo, vestida con un hermoso traje de montar y sosteniendo las riendas, se ve como un pequeño caballero valiente”, comentó Luo.

“A ella también le gusta jugar con su caballo y los dos son como viejos amigos”.

Te puede interesar...

El salario mensual de Luo es de unos 10.000 yuanes (u$s 1.550), y aunque paga casi 50.000 yuanes al año por los gastos de equitación de su hija, cree que vale la pena porque ha visto cambios positivos en la niña. “Se ha vuelto más valiente. Cada movimiento nuevo que aprende a caballo, le exige coraje y concentración; es un gran avance para ella”.

En un contexto de actividades extraescolares tradicionales como los deportes con pelota y la natación, las recién llegadas como equitación, esgrima, vela, buceo, golf y otros deportes especializados han ganado popularidad entre los padres en los últimos años. De hecho, a pesar de ser costosos, muchos padres están dispuestos a pagar para que sus hijos aprendan estos deportes a una edad temprana porque las habilidades que adquieren pueden ayudarlos a ser más competitivos.

China Watch - Deporte (4).jpg

Chen Zhentao, entrenador de Aimahui, un club ecuestre en Beijing, señaló que montar a caballo solía ser una actividad de nicho, relacionada con un alto nivel en China. Sin embargo, en los últimos años, más niños de familias de recursos más modestos comenzaron a aprender a montar. La mayoría de los padres esperan que sus hijos desarrollen buenas cualidades personales a través de la actividad, como coraje, concentración, confianza, resistencia y sentido de la responsabilidad, sostuvo Chen. “Montar requiere que el jinete y el caballo trabajen bien juntos. Cuando un niño intenta controlar al caballo de forma independiente, el caballo no cooperará si el jinete no se concentra en él”. Los jinetes deben ser valientes porque después de cierto nivel, deben emprender actividades desafiantes, como saltar obstáculos y galopar, agregó. Además, el deporte también puede mejorar tanto la forma del cuerpo como el temperamento del alumno. La postura para cabalgar ayuda a corregir malos hábitos como encorvar la espalda y hace que los jinetes sean más elegantes, según Chen.

Al igual que la equitación, la esgrima fue una vez un deporte de nicho, pero en los últimos años se ha vuelto cada vez más popular en las ciudades de primer nivel. Jiang Jiajun, entrenador de Vango Sports, un club de esgrima en Beijing, señaló que las presentaciones de los atletas chinos en eventos internacionales han elevado el perfil del deporte a nivel nacional. Zhong Man y Lei Sheng ganaron medallas de oro en esgrima en los Juegos Olímpicos de 2008 y 2012 respectivamente, y el equipo femenino de espada de China ganó el oro en los Juegos de 2012.

Según Jiang, la creciente aceptación social del deporte en Beijing se puede medir a partir del creciente número de clubes y participantes en las ligas de esgrima cada año. En 2006, cuando Vango Sports abrió su primer club en la capital, era pequeño y tenía pocos clientes, comentó. Ahora hay cuatro clubes en la ciudad. En 2006, había pocos clubes de esgrima en Beijing y hoy en día hay muchas más opciones. Así, en el club donde trabaja Jiang, muchos niños entrenan después de la escuela o los fines de semana, y sus padres suelen empezar a mandarlos a una edad muy temprana, indicó.

Los padres quieren que la condición física de sus hijos mejore mediante la práctica y que desarrollen un interés en el deporte. La esgrima ayuda a desarrollar la concentración y la coordinación porque requiere el movimiento simultáneo de manos y pies del mismo lado del cuerpo, señaló Jiang. “La esgrima es un deporte elegante en comparación con la lucha libre, el boxeo y otros deportes de confrontación. Muchos padres, especialmente los nacidos en la década de 1980, piensan que es genial y está de moda presumir si sus hijos pueden dominar las habilidades, porque pocos niños las aprenden”.

El año pasado, Chen Hui, de 33 años, empleada de comercio electrónico en Shanghai, comenzó a llevar a su hijo de 6 años a lecciones de esgrima después de enterarse de que un buen estándar puede ayudar a los estudiantes con las solicitudes universitarias. “Lo escuché de otros padres y no quiero que mi hijo se quede atrás. Si aprende bien, será útil en el futuro. Al menos, es una actividad más exclusiva que otros deportes porque no muchos niños la siguen”, señaló.

Para Qian Dehao, de 18 años, estudiante universitario en Beijing, aprender a jugar golf y montar a caballo es una preparación para posibles funciones sociales en el futuro. Tenía curiosidad y estaba ansioso por aprender las habilidades cuando vio que muchas personas exitosas tenían esos pasatiempos. “Estas actividades tienen un sentido social para las personas en los niveles más altos de la vida”, señaló. “Se puede llegar a un acuerdo comercial durante una ronda de golf. Montar a caballo puede ayudar a desarrollar contactos útiles porque muchos jinetes provienen de entornos decentes. Creo que estos pasatiempos serán útiles para mi carrera y mis padres me brindan mucho apoyo para aprenderlos”.