Transacciones digitales

Comercio electrónico seguro más allá de las fronteras

China refuerza la calidad de sus crecientes transacciones digitales con el exterior mediante la creación de estudios especializados o zonas piloto

No es ningún secreto que el comercio electrónico transfronterizo ha ido ganando terreno en China. Lo que no es tan sabido es que este tipo de transacciones, relativamente nuevas, se están desarrollando a base de sortear obstáculos, como la pandemia de Covid-19. Además, es fundamental para estabilizar y acelerar el desarrollo del comercio exterior de una manera innovadora, señalaron expertos de la industria.

Como nuevo formato de comercio exterior, se espera que el comercio electrónico transfronterizo desempeñe un papel más importante en la progresiva digitalización de las pequeñas y medianas empresas tradicionales, agregaron.

La provincia de Guizhou, al suroeste de China, ha creado hace poco su primera escuela dedicada especialmente a esta disciplina. Impulsada por la Politécnica Industrial de Bijie y la empresa local de comercio electrónico transfronterizo Guizhou Umfree Technology, nace con el objetivo de promover el talento en este sector dentro de la provincia.

Según Li Yong, secretario del Partido en la Politécnica Industrial de Bijie, el proyecto es muy importante para explorar nuevas vías de cooperación entre el sector educativo y el empresarial, ya que aspira a transformar el sistema de formación en materia técnica y estimular el aprendizaje vocacional. Los macrodatos, el comercio electrónico, los medios digitales y la seguridad de la información figuran en la actualidad dentro del plan de estudios.

“A largo plazo, la escuela ayudará a solventar la escasez de personal especializado en comercio electrónico con el exterior y permitirá establecer las bases para que el sector se desarrolle de forma rápida y eficaz”, sostuvo Zhang Zhouping, un veterano analista de negocios interempresariales y actividades transfronterizas del Instituto de la Economía en Internet, una consultora nacional. Según afirmó, el comercio electrónico con otros países tendrá cada vez más peso dentro del impulso al comercio exterior que contempla el XIV Plan Quinquenal (2021-2025).

La transformación digital se ha convertido en una herramienta clave para proteger al comercio tradicional del impacto de la pandemia, agregó Zhang. Además, señaló que cada vez más empresas le prestan atención al comercio electrónico con el exterior, ya que se trata de un canal vital para acceder a nuevos mercados.

El comercio transfronterizo de China, que incluye el marketing y las transacciones en línea, así como los pagos sin contacto, ha crecido exponencialmente en los últimos años, particularmente durante los últimos dos, ya que la pandemia impidió los viajes de negocios y las reuniones en persona.

Desde el 1 de marzo, un total de 29 productos básicos muy demandados por los consumidores en los últimos años, como equipos de esquí, lavavajillas y jugo de tomate, se han agregado a la lista de artículos minoristas importados del extranjero vía comercio electrónico, según datos publicados el 21 de febrero por el Ministerio de Hacienda y otros siete departamentos centrales.

Mientras el Gobierno busca estabilizar el comercio exterior y las inversiones, el Consejo de Estado aprobó a principios del mes pasado la creación de más zonas piloto dedicadas al comercio electrónico transfronterizo en 27 ciudades y regiones.

Con esta medida, el número total de zonas piloto asciende a 132 y cubre casi todas las regiones de China a nivel provincial, desde los núcleos industriales de la costa, como las provincias de Jiangsu, Zhejiang y Guangdong, hasta las zonas del interior. Estas áreas, que se empezaron a constituir en 2015, se refuerzan con múltiples servicios de logística, así como con facilidades para realizar pagos, gestiones aduaneras y tramitar impuestos.

En su empeño por desarrollar un comercio de alta calidad, las autoridades subrayaron los esfuerzos que se están llevando a cabo para garantizar la seguridad nacional y biológica, así como la de Internet y la de datos. Con ello se quiere estimular un entorno acogedor para las entidades del mercado.

Según la Administración General de Aduanas, en 2021 China registró un volumen de importaciones y exportaciones a través de comercio electrónico transfronterizo de 1,98 billones de yuanes (u$s 311.500 millones), un 15 % más que en 2020. Además, las exportaciones realizadas por este canal ascendieron a 1,44 billones de yuanes, un aumento del 24,5 % respecto al ejercicio anterior.

Zhang Li, director del instituto de investigación de comercio electrónico dependiente del Ministerio de Comercio, señaló que el comercio electrónico transfronterizo se ha convertido en un canal importante para el comercio exterior de China durante la pandemia y ha desempeñado un papel vital en el fomento del crecimiento de comercio exterior.

La pandemia ha planteado un desafío para la logística y la distribución, sostuvo Zhang. Además, agregó que las empresas de logística de comercio electrónico transfronterizo de China han garantizado la entrega oportuna de productos básicos a través de vuelos chárter y almacenes en el extranjero.

Temas relacionados: