Diario Uno > China Watch > China

China ofrece un camino para el futuro de la ONU

El llamado del presidente Xi Jinping sobre la justicia y la promoción de la cooperación

Expertos y funcionarios observaron que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) necesita con urgencia mayor sabiduría y esfuerzos tangibles. Por ello, China ha desempeñado un papel importante en este sentido para ayudar a fortalecer la organización contra los persistentes vientos frente al unilateralismo.

Esta observación se realizó al dar la bienvenida a la propuesta de cuatro puntos planteada por el presidente Xi Jinping durante su participación por video en la reunión de alto nivel celebrada por los Estados miembros de la ONU el 21 de septiembre para conmemorar el 75 aniversario del organismo.

Te puede interesar...

En respuesta a las preguntas sobre qué tipo de ONU necesita el mundo y cómo la organización debería desempeñar su papel en la era después de la pandemia de COVID-19, Xi presentó que la ONU debe mantenerse firme en la justicia, defender el Estado de derecho, promover la cooperación y centrarse en acciones reales. No se debe permitir a alguien actuar a su antojo en el plano internacional, jactándose de su hegemonía, matonería y prepotencia, expresó Xi, y agregó que es imperativo que se incremente la representación y la voz de los países en desarrollo.

Cuando se refirió a la defensa del Estado de derecho, Xi afirmó que “los países grandes deben tomar la delantera en ser promotores y defensores de la legalidad internacional y cumplir sus promesas” y “no deben recurrir al excepcionalismo ni al doble estándar”. Todos los países deben “reemplazar el conflicto con el diálogo, la coerción con la consulta y el juego de suma cero con el beneficio mutuo” para promover mejor la cooperación, sostuvo Xi. “Debe haber una cura, no solo una terapia”, señaló y agregó que la ONU debe apuntar a la resolución de problemas y avanzar hacia resultados tangibles a medida que progresa en la seguridad, el desarrollo y los derechos humanos en paralelo.

El evento que dirigió Xi tuvo como temática “El futuro que queremos, las Naciones Unidas que necesitamos: Reafirmación de nuestro compromiso colectivo con el multilateralismo”. Los 75 años desde la creación de la ONU han registrado un notable progreso en la sociedad humana, así como cambios profundos en la situación internacional, y el período también ha sido testigo de un rápido desarrollo del multilateralismo, sostuvo Xi.

Zhang Jun, representante permanente de China ante Naciones Unidas, destacó que, por primera vez para la ONU, los jefes de Estado de más de 180 países, incluida China, se dirigieron a la reunión en Nueva York a través de mensajes pregrabados. “El camino de desarrollo futuro de la ONU no será sencillo, pero tenemos razones para creer que con el fuerte apoyo de China y los esfuerzos conjuntos de todos los países, la ONU seguirá desempeñando un papel importante en el mantenimiento de la paz mundial y la promoción del desarrollo común”.

Eric Heikkila, profesor de la Escuela de Políticas Públicas Sol Price de la Universidad del Sur de California y autor del libro China from a US Policy Perspective (China desde la perspectiva de la política estadounidense), enfatizó la importancia de que las naciones se comprometan con la ONU y trabajen juntas. “Naciones Unidas se creó a raíz de una guerra terrible que se había apoderado de gran parte del mundo y había dejado en ruinas el orden internacional anterior. Ahora, 75 años después, mucho ha cambiado, pero la necesidad de un orden internacional justo y eficaz no ha disminuido. Es responsabilidad de cada nación renovar su compromiso con los principios de la ONU o trabajar de manera constructiva, en asociación con otros, para reemplazarlo por algo mejor”.

Wang Wenbin, vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, señaló que la propuesta de cuatro puntos de Xi envió una clara señal de que China protegerá firmemente el sistema internacional con la ONU en su núcleo, el orden internacional basado en el derecho internacional, así como el papel de la ONU como centro de los asuntos internacionales.

Dos días después, en una videoconferencia con el secretario general de la ONU, António Guterres, Xi afirmó que China nunca busca la confrontación ideológica o la disociación con otros países, ni busca la hegemonía. “Lo que más nos importa es ayudar a los 1,4 mil millones de ciudadanos chinos a llevar una vida mejor y hacer mayores contribuciones a la humanidad”, señaló. Sin embargo, China tampoco tolerará daños a su soberanía, dignidad nacional o desarrollo y el país tomará una postura firme para proteger sus intereses legítimos y salvaguardar la justicia del mundo, sostuvo.

Xi señaló que todos los países deben superar sus diferencias entre nacionalidades, culturas e ideologías para promover la construcción de “una comunidad de un futuro compartido para la humanidad”. El brote de COVID-19 ha amplificado los problemas en el sistema de gobernanza global y todos los países deben hacer esfuerzos para mejorar el sistema en lugar de intentar destruirlo para crear otro, agregó.

Por su parte, Guterres dijo que frente a los desafíos del COVID-19 y el cambio climático, todos los países deben defender el multilateralismo, fortalecer la cooperación internacional y construir una ONU más fuerte. Agradeció a China por el firme apoyo del país al multilateralismo y a la ONU. Naciones Unidas cumplirá mejor con su deber con el apoyo de China, señaló, y agregó que el país asiático ha desempeñado un papel importante en el mantenimiento de la paz global y la promoción del desarrollo común. Además, Guterres indicó que aprecia mucho las medidas y propuestas que Xi había anunciado en la Asamblea General de la ONU para promover el multilateralismo, abordar el cambio climático y promover el desarrollo sostenible.

Los expertos sostienen que China tiene un papel más importante que desempeñar en el fomento de las iniciativas clave de la organización, a la vez que promueve la paz entre las naciones. “El liderazgo político y económico de China ya ha asignado una serie de funciones que se centran en promover la globalización, desde una faceta diferente”, sostuvo Christopher Bovis, profesor de derecho comercial internacional en la Universidad de Hull en Reino Unido. “El Gobierno chino ha anunciado su impulso al progreso económico global mediante la aplicación de un liderazgo político y económico receptivo y responsable que debe insistir en la necesidad de promover el desarrollo sostenible”, señaló Bovis.