Consumo bajo en carbono

Aumenta la demanda de productos ecológicos por parte de los consumidores

El consumo verde se refiere a la compra de productos y servicios que son respetuosos con el medio ambiente mediante el uso de prácticas bajas en carbono en la fabricación

Consumo bajo en carbono: esta es la nueva expresión de moda entre los entendidos de la industria energética de China, gracias al doble objetivo del país de alcanzar su pico de emisiones de carbono para 2030 y lograr la neutralidad de carbono para 2060.

La frase en boga afloró sucesivas veces en la Feria Internacional de Comercio de Servicios de China 2022 (CIFTIS, por sus siglas en inglés), celebrada en Beijing en septiembre, cuando cientos de miles de visitantes se dieron cuenta de los beneficios de la vajilla desechable hecha de bambú, letreros de neón que brillan sin tener que estar enchufados y pilas de combustible de hidrógeno que drenan solo agua, todos ellos en exhibición.

La gente comprendió que el bambú no solo sirve para alimentar a los pandas o como materia prima para la fabricación de muebles, sino que también puede transformarse en un juego completo de vajilla, que incluye cuchillos y tenedores, cucharas, bombillas, tazas e incluso servilletas.

Fu Jinhe, director de Asuntos del País Anfitrión de la Organización Internacional del Bambú y el Ratán (INBAR, por sus siglas en inglés), una organización de desarrollo intergubernamental que promueve el desarrollo ambientalmente sostenible utilizando dichos materiales, indicó: “El bambú es un material de biomasa degradable, bajo en carbono y de rápido crecimiento. Puede reemplazar los plásticos en muchos sectores. Actualmente, existen más de 10.000 tipos de productos de bambú que cubren las áreas de necesidades básicas diarias”.

“Estamos siendo testigos de una creciente demanda de consumo verde en China. Este año, nuestro stand en la CIFTIS creció a 120 metros cuadrados, el doble del tamaño del año pasado, ya que nuestros socios comerciales han ido creciendo. Se espera que el área de nuestro stand continúe aumentando en los próximos años”.

El consumo verde se refiere a la compra de productos y servicios que son respetuosos con el medio ambiente mediante el uso de prácticas bajas en carbono en la fabricación, las actividades de la cadena de suministro o áreas relacionadas, a menudo a lo largo de la cadena de valor.

Según un informe reciente de la consultora PwC, en muchas áreas, que incluyen alimentos, indumentaria, transporte y turismo, el estilo de consumo verde ha encontrado una amplia aceptación. Cai Xiaoying, socia gerente en el sector ESG de PwC China, sostuvo: “El sector del consumo, como impulsor fundamental del desarrollo económico, está liderando la revolución industrial hacia una dirección más ecológica, conveniente e innovadora”.

Otro informe sobre el consumo verde publicado por la plataforma china de comercio electrónico JD mostró que en 2021, el 93 % de los encuestados daba importancia a un estilo de vida saludable.

He Jingwei colaboró con esta nota.

Temas relacionados: