(Editado por Pablo González) Una mujer llamada Toni Walker divirtió a los usuarios de Internet al evidenciar qué fue lo que recibió en un pedido de Shein.

Ella tenía fe de que le llegara un estilo de kimono playero para un viaje que estaba por realizar a Tailandia, pero lo que recibió la dejó decepcionada y además sin atuendo para sus vacaciones.

vestido.PNG
¿Qué le llegó? Pidió un vestido por internet y lo que recibió la dejó impactada.

¿Qué le llegó? Pidió un vestido por internet y lo que recibió la dejó impactada.

La prenda no tenía un precio alto, por lo que la usuaria creyó que había adquirido una superoferta, pero esa ilusión se difuminó cuando abrió el paquete y no pudo creer su contenido.

►TE PUEDE INTERESAR: Le dejó poca propina al delivery y la venganza fue terrible

La historia la compartió el portal Daily Star. Allí, se detalló que Toni, de 25 años, entró a la plataforma de ventas en línea y seleccionó esta ropa por solo 11 dólares.

vesti.PNG
¿Qué le llegó? Pidió un vestido por internet y lo que recibió la dejó impactada.

¿Qué le llegó? Pidió un vestido por internet y lo que recibió la dejó impactada.

No tenía mucho presupuesto para lucir fantástica en su próximo destino turístico, así que buscó la manera de hacerlo con poco dinero.

Cuando llegó su paquete, en lugar de ver el tipo de vestido en color verde oliva que había pedido, se encontró un croptop con diseño similar.

►TE PUEDE INTERESAR: "Corchito", el perro que le gusta viajar en colectivo

En el sitio web de Shein, la modelo posaba con una prenda que le cubría los muslos y llegaba hasta las rodillas, pero cuando se puso el suyo descubrió que no era más que algo para usar encima de una blusa.

ves.PNG
¿Qué le llegó? Pidió un vestido por internet y lo que recibió la dejó impactada.

¿Qué le llegó? Pidió un vestido por internet y lo que recibió la dejó impactada.

Al principio, la mujer se asustó un poco porque, a pesar de tener una estatura baja, según consideró ella misma, el kimono le quedó bastante corto. Se sorprendió, pero lo tomó con bastante humor y no paró de reír.

Incluso comparó la prenda con una “bolsa de compras de hilo”.

"Fue tan divertido. Es realmente corto y con huecos. Cuando lo saqué de la bolsa estaba tan confundida. Seguía haciéndome reír. Pensé, ‘Um, eso es corto’, así que me lo probé y dije: no. Miré las reseñas y las fotos de la gente y se parecían al sitio web, así que seguí riéndome porque ¿cómo se ve la mía tan diferente? Es literalmente como una blusa corta”, mencionó.

Tras estallar de risa, la joven se percató de que en realidad no era para nada gracioso y que una parte de su viaje estaba arruinada, ya que no tenía tiempo de pedir más ropa en línea. “Estoy un poco furiosa, porque también es de mala calidad, con hilos colgando, y porque estaba muy emocionada y feliz cuando lo ordené y creí que se vería muy bien”, dijo Tori.

Temas relacionados: