Un año más las reinas acompañan a Vendimia Solidaria

Dentro de las acciones del Programa Vendimia Solidaria de Fundación Grupo América se firmó el convenio anual con el Ministerio de Cultura, mediante el cual se renueva el trabajo en conjunto

Dentro de las acciones del Programa Vendimia Solidaria de Fundación Grupo América se firmó el convenio anual con el Ministerio de Cultura, mediante el cual se renueva el trabajo en conjunto. Y de esta manera las soberanas vendimiales acompañan a la fundación en sus distintas iniciativas solidarias.

Vendimia Solidaria celebró sus 17 años y pese al contexto continúa presente en toda la provincia de Mendoza, con el compromiso de siempre. Esto se desarrolla a través de acciones enfocadas en resolver necesidades concretas de niños, adolescentes y adultos de diversas instituciones, y por medio de la gestión en cuatro ejes: salud, deporte, educación y medioambiente.

Seguir leyendo

Para llevar adelante cada uno de los proyectos de gran impacto social, se establecen convenios de mutua colaboración con los municipios. Y también se involucran a las asociaciones que mantienen un vínculo directo con la comunidad.

Hay que destacar que cada año las reinas vendimiales son parte de esta tarea. Al respecto Mayra Tous, Reina Nacional expresó: “He tenido una experiencia muy linda con Vendimia Solidaria, no sólo en las campañas que organizan sino también a través de las propuestas que les hice llegar. Estoy muy contenta de trabajar un año más junto a ellos. Vendimia Solidaria es un programa que está para hacer cosas por los demás y eso es sumamente positivo y más en la época que estamos viviendo. En mi caso antes de ser reina ya trabajaba con asociaciones pero siempre es necesario encontrase con gente y fundaciones que tienen ganas de ayudar. Ojalá que durante este año y los que viene podamos seguir trabajando en conjunto”.

Por su parte Eugenia Serrani, Virreina Nacional comentó: “Mi experiencia con Vendimia Solidaria ha sido muy buena y nutritiva, sobre todo a nivel personal. El hecho de saber que hay alguien detrás trabajando arduamente para que las cosas funcionen, es muy satisfactorio. No sólo porque brindan una gran esperanza de que realmente las cosas pueden cambiar, sino que además esa esperanza es llevada a actos reales, mejorando la calidad de vida de muchas personas. Siempre destaco y agradezco el papel que nos dio la fundación desde el día cero, permitiéndonos ser parte. El trabajo codo a codo para lograr un acto solidario llena los corazones tanto de quienes lo reciben, como de quienes hacen lo posible para que esto suceda”.