Hazlo tu mismo

Recicla las esponjas de cocina viejas y desechas con esta maravillosa idea

Con las esponjas viejas que tengas en casa crea una de las manualidades DIY más lindas y fáciles de hacer

La esponja de la cocina se usa todos los días para lavar los platos, cubiertos y utensilios que usamos para cocina o comer. Por eso, es común que su vida útil sea corta en comparación con otros elementos del hogar. Pero, si tienes una esponja vieja, no la tires y dale un nuevo uso con esta propuesta DIY.

Este "hazlo tu mismo" te invita a reciclar las esponjas de la cocina que ya no cumplen con su función. Y es que serán de gran utilidad para crear otras manualidades para tu hogar que seguro te encantarán.

Solo debes juntar la mayor cantidad posible de esponjas y poner en acción tus manos con esta hermosa propuesta de reciclaje que en pocos pasos podrás hacer en tu casa.

►TE PUEDE INTERESAR: Recicla el rallador de cocina viejo y conviértelo en esta hermosa idea

DIY reciclaje esponja.jpg
Con las esponjas viejas que tengas en casa crea una de las manualidades DIY más lindas y fáciles de hacer.

Con las esponjas viejas que tengas en casa crea una de las manualidades DIY más lindas y fáciles de hacer.

DIY: recicla las esponjas de cocina viejas y desechas con esta maravillosa idea

Si quieres reciclar las esponjas que usas en tu casa en vez de tirarlas, esta idea DIY es perfecta para ti. Toma nota de los materiales que necesitarás y conviértelas en una hermosa camita o colchón para las mascotas del hogar.

Necesitarás:

  • esponjas
  • tela o funda de almohada
  • tijera
  • pegamento
  • hilo y aguja

►TE PUEDE INTERESAR: Recicla las cajas de zapatillas que tienes vacías en el placar con esta hermosa idea

Paso a paso:

Junta las esponjas de cocina y cuando tengas una buena cantidad, lávalas bien en agua hirviendo para eliminar cualquier tipo de suciedad y olor que tengan. Cuando estén secas y condiciones toma una tijera y empieza a cortar una por una las esponjas en pedacitos.

Luego corta dos pedazos de la tela que tengas en casa del tamaño y forma que desees y pégalos o cóselos para darle forma al colchón. Otra opción es reciclar una funda de almohada vieja. Cuando esté lista, comienza a rellenar la funda con los pedacitos de esponjas previamente cortados.

Por último, cierra la funda con pegamento o si prefieres puedes cocerlo con hilo y aguja para que quede más seguro. Y listo, tu mascota estará feliz con su nueva camita.

DIY colchon.jpg
DIY camita.jpg

Temas relacionados: