Hasta hace unos días, desde el Gobierno era un "no" rotundo a las clásicas fiestas de fin de año. Pero con el nuevo decreto que comenzó a regir este miércoles en el que se habilitan las reuniones sociales de hasta 250 personas, se abrió una posibilidad para este tipo de eventos en Mendoza.

Según explicó la ministra de Turismo y Cultura, Mariana Juri, para realizar este tipo de fiestas, los organizadores deberán pedir un permiso especial al ministerio de Seguridad y cumplir con todas las normativas.

Te puede interesar...

Esto significa que deberán asegurar que haya una persona por metro cuadrado, que no sean más de 250 personas en el lugar, cumplir con la normativa horaria, tener habilitación municipal y en caso de tener mesas, que estas sean para un máximo de seis personas por cada una de ellas.

"Seguramente habrá que analizar cada caso en particular, hay que ver qué capacidad tienen al aire libre", explicó Juri a Hola Mendoza

La funcionaria señaló que los salones que ya venían trabajando podrán hacer reuniones de hasta 250 personas, aunque no las fiestas de fin de año que requieren el permiso especial.

En cuanto a los boliches, estos solamente podrán funcionar al aire libre ya que sus espacios cerrados continuarán prohibidos.