Según el creador del emprendimiento, Nicolas Massaccesi, "la industria cerveza y el vino no deben ser competencia en Mendoza, deben ir paralelas". Y para este mendocino, el camino de su producto ya se puso a la par de los vinos locales, premiados en todos los concursos, ya que su cerveza artesanal obtuvo la medalla de plata en la Copa Argentina de Cervezas, realizada en Buenos Aires el pasado 29 de junio.

La IPA estilo argenta de la marca 23 Ríos -que está en Chacras de Coria (Acceso Sur y Boedo)- se convirtió en la primera cerveza artesanal mendocina en ser premiada en un concurso, y con esto se ganó el derecho a ir la "Copa Libertadores" de las cervezas: la competición internacional South Brew Cup, a realizarse el año próximo, en sede a confirmar. La cervecería artesanal recién tiene un año y medio de vida, y tras participar en varios concursos, ya tuvo su primer logro.

"El fenómeno de la cerveza artesanal es algo que está creciendo mucho en el mundo. Es un proceso de décadas, donde la gente está eligiendo verle la cara al que hace la cerveza que está tomando, además que es un fenómeno emparentado con el turismo" "El fenómeno de la cerveza artesanal es algo que está creciendo mucho en el mundo. Es un proceso de décadas, donde la gente está eligiendo verle la cara al que hace la cerveza que está tomando, además que es un fenómeno emparentado con el turismo"

Nico Massaccesi

"La cerveza ha ganado mucho terreno por tener más bajo contenido de alcohol que el vino y un gusto más suave en general, y es lo que eligen los jóvenes, que actualmente apuntan a una vida y una alimentación más sana", reflexiona Nico respecto al fenómeno del consumo de cerveza. 

 Embed      

Hay equipo

El equipo de cerveceros de 23 Ríos está liderado por el Ing. Ignacio Huarte (ex Patagonia) y los enólogos Verónica Ramírez y Germán Antequera. Todos trabajan con mucho profesionalismo en la difícil tarea de hacer la mejor cerveza. "El 90% de la cerveza es agua, y el agua de Mendoza tiene mucha dureza, si no la tratás, no sirve. Acá tiene 255 partes por millón de dureza. Para tomar es genial esta agua, pero para hacer birra no, hay que trabajar mucho en eso, invertir en equipamiento, que trabajan por ósmosis, para dejar en cero partes por millón la dureza", explicó Massaccesi, que agregó: "es un trabajo enorme y selectivo, por ejemplo, tenemos que ir a El Bolsón (Río Negro), para seleccionar bien el lúpulo que vas a usar -según el estilo (no es variedad o varietal como el vino)- por no comprar lúpulo en vacío, que te baja la calidad".

La cervecería, que ha denominado a sus variedades, y basándose en la similitud de características con los 23 ríos que tiene la provincia, fue creada por iniciativa de Nico, quien con la experiencia de haber "vendido vino mendocino por todo el mundo", como explica él mismo, buscó a dos emprendedores amigos, Lucho Casais, y Chacho Puebla y juntos comenzaron con esta genial idea.

 Embed      

Lucho es un especialista de mucha experiencia en relaciones públicas, maneja idiomas y es de los mejores en su rubro. Chacho por su parte, es un joven de 43 años, publicista y creador de la marca, considerado como el mejor publicista en Europa. Juntos los tres forman un equipo exitoso y con mucho futuro.

"Acá en Mendoza no había gente con mucha experiencia en hacer cerveza artesanal de la calidad que queríamos, hasta que conseguimos a Ignacio (Huarte), y el nos dio las pautas para que nos pusieramos a trabajar a la más alta escuela" "Acá en Mendoza no había gente con mucha experiencia en hacer cerveza artesanal de la calidad que queríamos, hasta que conseguimos a Ignacio (Huarte), y el nos dio las pautas para que nos pusieramos a trabajar a la más alta escuela"

Nico Massaccesi, creador de la cervecería 23 Ríos

"Yo trabajé toda mi vida con el vino. Andaba por el mundo vendiendo vinos, y un día se me ocurrió que teníamos todo lo necesario para hacer cerveza de calidad a la altísima escuela. Gracias a dios pudimos armar un gran equipo con enólogos de aquí, liderados por Nacho (Ignacio Huarte) y con nuestros medios comenzamos a hacer la mejor cerveza que pudiéramos. Nos instalamos en un galpón, que ahora es mitad fábrica y mitad bar", explicó Massaccesi.

Con la consigna de crecer

La cervecera lujanina actualmente tiene una capacidad de elaboración de 25 mil litros por mes y aparte de la IPA produce otros estilos de cerveza como la APA (American Pale Ale), Dry Stout, Golden Ale, Honey y Scottish Export.

Puebla le puso la impronta del grupo creador a sus productos, los que como la marca lo indica, tienen nombres de ríos locales. "Por ejemplo, la IPA, que es fuerte y marga, de doble lúpulo, se llama Bruto Diamante; la cerveza más suave y tranquila, se llama Perfecto Atuel -Golden Ale- como el río de llanura. Nuestra cerveza negra -Stout-, no podía llamarse de otra forma que no fuera Poderoso Mendoza", explicó Nico.

"Competir es lo que mejor nos hace, ya que las devoluciones que se nos hace, nos sirven para mejorar, y además así nos damos cuenta donde estamos parados", explica en emprendedor.

El consumo de cerveza artesanal va creciendo día a día, y no sólo en nuestro país. Por ejemplo, en Estados Unidos, actualmente varía entre el 15 y el 18% del total del consumo de cerveza, mientras que acá no llega al 2%. Esto es la punta del iceberg, tiene que crecer mucho", señala Nico.

"En Mendoza tenemos todo lo necesario para hacer cerveza de la más alta calidad, debido a la infraestructura que ya tiene el vino. Hay excelente enólogos, fabricas que proveen maquinaria y tanques que sirven tanto para vino, como para la cerveza", cerró Nico.

Temas relacionados: