Salud mental

Por qué guardar un secreto es tan malo para la salud

Guardar un secreto es perjudicial para la salud mental. Pero no pasa con todos los secretos y el daño se puede revertir sin revelarlos

¡Ser buchón es beneficioso para la salud! Es un hecho frecuente que al reunirnos con amigos y familiares, alguno de los presentes nos confíe un secreto que no podemos decirle a nadie más. También están los propios secretos. Y la ciencia dice que es perjudicial para la salud mental.

Pero no todos los secretos nos hacen mal. La noticia de un embarazo o de una boda, que debemos callarla por unos días, nos genera placer, bienestar, adrenalina y emoción. De lo contrario, hay otros que representan una carga psicológica que provoca ansiedad y malestar.

►TE PUEDE INTERESAR: Qué significa que nunca te hayas desmayado

secreto.jpg
Guardar ciertos tipos de secretos es perjudicial para la salud mental.

Guardar ciertos tipos de secretos es perjudicial para la salud mental.

El psicólogo Michael Slepian, profesor de la Universidad de Columbia de Nueva York, llevó a cabo una investigación en la que participaron cerca de 50 mil pesonas de 26 países.

Slepian descubrió que los secretos nos hacen daño de tres maneras diferentes. Afortunadamente, comprobó que el 95% de las personas encuestadas dijeron sentirse mejor desde el momento en que admitían que había un secreto que les afectaba.

Cómo afectan los secretos a la salud mental

Existen tres formas en que un secreto nos dañe:

  • Vergüenza: sis e trata de un secreto moral, por ejemplo de un robo, puede generar remordimiento por no ayudar a hacer justicia. Especialmente si es algo que hicimos nosotros.
  • Aislamiento: si un secreto implica a otras personas y no podemos compartirlo con ella, puede afectarnos.
  • Inseguridad e indecisión: los temas relacionados con las metas y aspiraciones, y que guardamos para nosotros mismos, generan inseguridad.
secretos preocupación.jpg

Los secretos más comunes

El científico le pidió a las personas encuestadas que escribieran un secreto que guardaban y creó una lista con 38 variedades. Confirmó que más del 90% de secretos se encuadran en estas categorías:

  • Mentiras que hemos dicho.
  • Relaciones amorosas.
  • Problemas económicos.
  • Problemas mentales.
  • Adicciones.

Otros de los secretos menos comunes pero sorprendentes fueron los robos y el tráfico de drogas.

Cómo evitar que un secreto te haga daño

Contarlo:

Para conseguir quitarte una perte del peso de guardar un secreto dañino, podés contarlo a alguien de confianza. Esto es porque si se lo contás a la persona afectada, podés liberarte pero causarle un daño o ponerte en evidencia.

Lo ideal es hablarlo con una persona discreta, empática, compasiva y que tenga un sentido de la moral parecido al tuyo. Por supuesto, los expertos recomiendan hablar con un psicólogo.

►TE PUEDE INTERESAR: Qué significa soñar lo mismo que otra persona

No contarlo:

Hay algunas estrategias para suavizar un secreto, si no querés contarlo. Si te sentís avergonzado, comprendé que tus errores del pasado no reflejan quién sos ahora y recordá que todos nos equivocamos.

Si sentís aislamiento, autoconvencete de que si no lo contás es para no hacer daño a terceros. Y por último, si te sentís inseguro, escribilo y explicatelo a vos mismo para razonarlo y decirlo sin decir.

Temas relacionados: