El presidente electo de Uruguay, Luis Lacalle Pou, buscará durante sus cinco años de mandato, a partir del 1 de marzo, que unos 100.000 argentinos de alto poder adquisitivo coloquen su dinero e incluso se muden al país vecino, informó este jueves el diario local El Observador.

Te puede interesar: En San Rafael. Barbie Vélez y su foto en Mendoza para zafar del calor

Para ello, el sucesor de Tabaré Vázquez flexibilizará los trámites migratorios y la política fiscal, en momentos en que el Gobierno argentino ha endurecido la carga impositiva en el marco de la llamada ley de  "emergencia económica".

"Uruguay por distintas razones tiene la posibilidad de convertirse en un lugar de llegada, no solo de vecinos del Mercosur, sino del mundo. Y nosotros ahí tenemos algunas cosas para hacer", señaló durante un evento privado, en Punta del Este, el empresario y líder del centroderechista Partido Nacional.

"Yo primero voy por la familia, después que estén las familias, van a poder traer la plata", sostuvo. Y agregó: "Si tenemos seguridad pública, certezas a largo plazo, el país se va a convertir en un lugar de destino del cono sur y también del mundo".

Lacalle Pou explicó que para atraer el ingreso de familias y capitales extranjeros modificará algunas normativas del Banco Central que "dificultan" su ingreso.

Desde el mes pasado, el Gobierno de Alberto Fernández aplica en Argentina un impuesto de 30 % sobre la adquisición de dólares para ahorro.

Estas políticas, junto con otras que ya había adoptado la administración de Mauricio Macri, como la restricción a la compra de dólares, apuntan a resguardar las reservas de divisas, en el marco de la crisis de deuda que afronta la Argentina con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y acreedores privados, luego del millonario préstamo acordado en 2018.

Te puede interesar...