Diario Uno > Sociedad > geriátrico

Organizaron un abrazo cuidado en un geriátrico y los multaron por 2 millones

Por romper protocolos, el Municipio de Tandil sancionó al geriátrico con una multa millonaria, equivalente a la de una fiesta clandestina

El geriátrico Reminiscencias, un asilo para ancianos de Tandil, recibió una durísima multa por parte de la Municipalidad, por organizar un abrazo con protocolos para que los abuelos y sus nietos pudieran compartir un momento juntos, en medio de la pandemia. El accionar del municipio fue altamente repudiado en redes sociales.

La actividad que contó "con el permiso y el acuerdo de todos los familiares de los abuelos", según relataron desde el geriátrico fue denunciada ante el Municipio, que reaccionó con una multa de $2 millones.

El abrazo con protocolos se llevó a cabo para Pascua cuando se permitió el ingreso de 10 nietos, divididos en tres grupos, para realizar huevos de chocolates.

Los familiares de los residentes compartieron felices las imágenes en las redes, sin sospechar que la viralización de las imágenes tendría tamaña consecuencia.

abrazo geriátrico multa 2.jpg
Por romper protocolos, el Municipio de Tandil sancionó al geriátrico con una multa millonaria, equivalente a la de una fiesta clandestina

Por romper protocolos, el Municipio de Tandil sancionó al geriátrico con una multa millonaria, equivalente a la de una fiesta clandestina

Según se supo, fue un vecino el que realizó la denuncia que derivó en la costosa multa que ahora tendrá que pagar el geriátrico.

Además de las tareas en la cocina, la actividad incluyó un abrazo con un plástico flexible de por medio. El encuentro duró solo 10 minutos pero fue suficiente para romper con los protocolos, a entender del municipio.

La encargada del establecimiento lamentó: "Nosotros somos el único geriátrico que no tuvo Covid, venimos intactos. Hicimos una actividad con 10 nietos, para que hagan huevos de pascua, donde cuidamos perfectamente que no hubiera casos".

Además contó que como medida de prevención, se le tomó la temperatura tanto a los familiares como a los abuelos y que se usaron ropa quirúrgica, barbijos, delantales y cofias.

abrazo geriátrico multa.jpg

La multa que se aplicó es la equivalente a la de la organización de una fiesta clandestina. "Ahora estamos sancionados supuestamente por no cumplir protocolos, cuando tendríamos que ser un ejemplo, tomamos todos los recaudos, los residentes no son presos, hace más de un año que están encerrados", se quejó la mujer.

Seguir leyendo