Diario Uno > Sociedad > Vacaciones en Mendoza

Opciones y precios de cabañas para las vacaciones en Mendoza

La temporada de verano está cada vez más cerca y las consultas se han incrementado. En Mendoza, una familia deberá destinar como mínimo de $3.000 por día

A poco más de 60 días para que culmine este 2020, muchas familias ya intentan asegurarse un lugar donde pasar un merecido descanso en verano. Los precios en los principales puntos turísticos para las vacaciones en Mendoza tendrán aumentos entre el 30% y 40% para la temporada alta.

En medio de un contexto incierto por la pandemia de coronavirus, hay mendocinos que ya piensan en reservar un lugar donde pasar su descanso estival. Al desconocer si los límites entre las provincias volverán a abrirse, los destinos mendocinos resultan una importante opción.

Te puede interesar...

Desde el sector turístico admiten que todavía hay algunos puntos por resolver y están a la espera de que el Estado nacional y provincial establezcan reglas más precisas ante la cercanía de la temporada. Es que, por el momento, los complejos y hoteles son pueden funcionar al 50% de su capacidad y esto repercute en los costos de la tarifa. Los lugares compartidos como desayunadores y piletas son otro de los temas a tratar.

Gabriel Bessone, presidente de la Cámara de Turismo de San Rafael, aseguró que los prestadores esperan con ansias tener una buena temporada con una gran afluencia de visitantes y señaló que las consultas ya han comenzado.

"Reservas todavía hay pocas, creemos que es por una cuestión de precaución ante la falta de información. Estimamos que ahora va a comenzar a agilizarse luego de que se permitieron algunos vuelos y la provincia dijo que no se va a pedir cuarentena ni hisopado", analizó el representante, quien evaluó como positivo el programa Previaje: "Este tipo de beneficios incentivan a las familias a viajar".

El comportamiento de los turistas en San Rafael ha sido distinto según el destino, expresó Bessone, y detalló que quienes se hospedan en el centro urbano suelen ser los visitantes itinerantes con estadías cortas que van conociendo distintos parajes de la provincia o el país. En tanto, los que optan por la zona de los espejos de agua -Valle Grande, Nihuil, Los Reyunos- en busca de desconexión y contacto con la naturaleza tienen un perfil más familiar con estadías más largas.

"En la ciudad el alojamiento promedio es de 4 noches, todavía es difícil trazar cómo se va a comportar este tipo de turista. En los diques buscan hospedarse la semana completa o 10 días", precisó.

En cuanto a las tarifas, Besonne dijo que la variación podría estar entre el 35% y 40% con respecto a la temporada 2019 aunque advirtió que el sector no cuenta con un gran margen para establecer los precios debido ya que, a pesar del aumento en los costos en general, el público tampoco cuenta con los recursos económicos necesarios para afrontar valores más altos.

Sobre este último punto, Fernando Perera, presidente de la Asociación Turística de Potrerillos, sumó que los prestadores de esa zona concuerdan en que establecer precios acordes es fundamental. "No estamos es un año en el que se pueda tener ganancias sino que se trata de mantenerse. La gente está quebrada pero tiene ganas de salir. Entonces no podemos salir con tarifas que se acomoden a la inflación sino no estaríamos siendo solidarios", consideró.

Potrerillos y las villas aledañas cuentan también con una gran variedad en su oferta y sus precios pueden variar de forma considerable aunque, en términos generales, Perera también señaló que el aumento con respecto a la temporada anterior podría llegar al 30% y agregó que la restricción que limita la capacidad al 50% es muy "desfavorecedor" a la hora de establecer los precios.

"Si bien estamos trabajando y Potrerillos ha sido uno de los destinos mas favorecidos, es una realidad que estamos teniendo solo turismo de fin de semana. Por eso muchos prestadores optan por poner un mínimo de dos noches sino todo se va en costos", expresó el representante al referirse a la diferencia que existe entre el visitante mendocino y el de otras provincias o países.

"Hay una gran expectativa con respecto a las aperturas, los vuelos de cabotaje y el programa Previaje, porque, debido a la cercanía a la posibilidad de retornar, el turismo interno es bastante limitado. Es decir, quien vive en la Ciudad y alquila una cabaña suele venirse equipado con su mercadería y no va a un restorán o a hacer rafting. Ese comportamiento es diferente en quienes vienen de afuera", detalló.

Alquileres para el verano

Según un sondeo de Diario UNO estos son algunos de los precios que se están manejando en los principales destinos de Mendoza para el verano.

Manzano Histórico:

  • Monoambiente para dos adultos y dos niños. Equipado. Complejo con pileta y cochera techada: $3.500 por día.
  • Cabaña para 4 personas, habitaciones separadas. Desayuno seco. Complejo con pileta, cochera y parrilla privada: $4.500 por día.

Potrerillos:

  • Cabaña equipada para cuatro personas con dos habitaciones. Complejo cerrado con pileta y parrilla. $4.200 por día.
  • Cabaña para cuatro personas, dos habitaciones. Desayuno seco. Complejo cerrado con pileta y parrilla. $4.700 por día.

San Rafael

  • Cabaña unifamiliar para dos adultos y dos niños con cama marinera: $6.480 por día.
  • Cabaña dos habitaciones. Desayuno seco. Complejo privado, pileta y parrilla: $8.123 por día.