El Obelisco de Buenos Aires, en Argentina, está cumpliendo este 23 de mayo 85 años y Google utilizó una ilustración del mismo para colocarlo en su Doodle de búsqueda como homenaje en su aniversario.

El Obelisco fue inaugurado en 1936 para recordar el cuarto centenario de la primera primera fundación de Buenos Aires y es obra del arquitecto Alberto Prebisch, uno de los principales exponentes del modernismo argentino.

El Doodle de este 23 de mayo de 2021 fue ilustrado por los artistas invitados con sede en Buenos Aires Carolina Silvero y Juan Elizalde del Estudio Guardabosques.

Google-Doodle-Obelisco1.jpg

Con una altura total de 67,5 metros y una base de 6,8 metros por lado, el Obelisco posee una única puerta de entrada (mirando hacia la Avenida Corrientes en dirección oeste), detrás de la cual hay una escalera marinera de 206 escalones con 7 descansos que lleva a la cúspide.

Allí existe un mirador con cuatro ventanas, visibles desde la calle. Y por encima de ella, el monumento emblema de Buenos Aires culmina en un pararrayos que no logra divisarse a simple vista. Actualmente está prohibido el ingreso.

Obelisco-aniversario.jpg

Le renovaron la fachada

Con motivo de su aniversario, el Ministerio de Espacio Público e Higiene Urbana de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) realizó una renovación de la fachada utilizando 310 litros de pintura y se restauraron las rejas que lo rodean para poner en valor el material original de las mismas.

  • Hidrolavado de la estructura: con la utilización de una manguera con agua a presión se realizó la limpieza de la estructura para eliminar todos aquellos residuos presentes (que pueden ser restos de tiza y otros elementos orgánicos e inorgánicos).
  • Retiro de vegetación y revoque mal adherido: se retiraron aquellos restos de material que no estaban del todo adheridos a la estructura y de vegetación.
  • Pintura de toda la fachada del Obelisco: se realizó una primera mano que incluyó un porcentaje de pintura antigraffiti, un material que protege la superficie de futuras manchas, de fácil lavado y resistente a los cambios de clima. Luego se realizó una segunda mano; en las caras del Obelisco se usó látex acrílico (pintura color Piedra París) y en la totalidad del escudo se aplicó una pintura esmalte. Como tercera y última mano se aplicó una laca a modo de protección en las letras bajo relieve.
Embed

Seguir leyendo