Diario Uno > Sociedad > Salones de fiesta

Los salones de fiesta reclaman igualdad con los bares y restoranes

Propietarios de salones de fiesta piden realizar eventos bajo el mismo protocolo de los restoranes. Aseguran que su situación es crítica y no ven una solución

Debido a las nuevas restricciones establecidas por el Gobierno Nacional y confirmadas a nivel provincial por Rodolfo Suarez, desde el pasado sábado están prohibidos los eventos sociales masivos. Esto dejó nuevamente en problemas al sector de los salones de fiesta, actividad que se había permitido en diciembre del 2020 con un cupo máximo de 250 asistentes.

"Estamos desesperados", señala Fabián Manzur, presidente de la Asociación de Dueños de Salones de Fiesta, sobre la realidad que viven los empresarios y suma que se encuentran a la espera de un llamado de la ministra de Cultura y Turismo, Mariana Juri, con quien esperan poder llegar a un entendimiento que les permita volver a funcionar bajo el mismo protocolo que los gastronómicos.

Te puede interesar...

"Volvemos al mismo dilema que planteamos el año pasado. Se nos prohíbe trabajar pero mucha gente reserva tres o cuatro mesas en un restorán y hace ahí sus celebraciones", indicó Manzur sobre uno de los argumentos que han hecho llegar a las autoridades para defender su actividad.

La última medida no los tomó por sorpresa aunque sí terminó de hundir sus expectativas. Es que, en Mendoza el 5 de abril se volvió a instalar el "alerta sanitaria" para limitar la circulación de personas desde las 0.30 a las 5. Esto echó por tierra toda celebración nocturna. "Entendimos que, ante el aumento de casos, algo se tenía que hacer por eso no nos opusimos a la limitación horaria y comenzamos a trabajar en la idea de realizar eventos en el día", explicó el empresario.

A pesar de la planificación, todo se culminó de la peor manera ante la prohibición total y un panorama que parece todavía más complicado. "En muchos casos tuvimos que reprogramar fiestas que ya han sido reprogramadas. Fue una desilusión para nosotros y para la gente. Todo muy triste. Ahora dicen que el viernes pueden cerrar todo y ya estamos resignados, es mucha la incertidumbre", analizó Manzur.