Diario Uno > Sociedad > oftalmólogos

Los oftalmólogos cobran un coseguro en Mendoza

La Asociación de Oftalmólogos afirmó que las obras sociales se atrasan en los pagos y no actualizaron los costos, que aumentaron por la suba del dólar

La pandemia de coronavirus ha modificado la atención en distintas áreas de la medicina, y una de las más afectadas es la oftalmología. Básicamente, muchas obras sociales no están autorizando algunas prácticas a los pacientes, o demoran meses en pagar y los oftalmólogos no pueden cubrir esos gastos, por lo que comenzaron a cobrar un conseguro en Mendoza.

En Mendoza, la situación de los oftalmólogos con respecto al pago de las obras sociales viene siendo compleja desde años y con la problemática de la pandemia y la crisis del dólar, la situación se ha complicado aún más.

Te puede interesar...

Según explicó el oftalmólogo Luis Drago, presidente de la Asociación Mendocina de Oftalmología (AMO), la única forma que tienen los oftalmólogos de seguir atendiendo es cobrar un coseguro a los pacientes, que en la provincia ronda los $500. Drago aclaró que, en comparación a todas las provincias, Mendoza es la que menos paga las prácticas oftalmológicas.

Combo de motivos

El presidente de la AMO explicó que el cobro del coseguro a los pacientes tiene que ver con un combo de motivos, y no sólo con la pandemia. Por ejemplo, el atraso en el pago de las obras sociales no es una situación relacionada específicamente con la pandemia, aunque sí se ha agravado durante los últimos meses. Pero la problemática es estructural.

Algunas obras sociales, sobre todo las prepagas pagan a 30 y 60 días, pero son las menos. La mayoría tiene atrasos que superan los 6 u 8 meses Algunas obras sociales, sobre todo las prepagas pagan a 30 y 60 días, pero son las menos. La mayoría tiene atrasos que superan los 6 u 8 meses

Este año la situación para los oftalmólogos se ha complicado aún más. Por un lado, la pandemia provoca que no se pueda atender a muchos pacientes, sino que los turnos se den en forma acotada. También se han sumado gastos que tienen que ver con el protocolo de atención. Puntualmente, se pide un equipo de protección que los oftalmólogos utilizan con cada paciente, y cuyo costo muy pocas obras sociales absorben.

Además, puntualizó Drago, en Argentina la crisis del dólar ha provocado que los precios de los insumos que utilizan los oftalmólogos se disparen, ya que sólo se consiguen en moneda extranjera. En cuanto a las obras sociales, no ha habido ninguna actualización de los costos de las prestaciones, a pesar de la dura realidad económica del país.

Si los insumos los tienen que aportar los oftalmólogos y cobrarlos dentro de seis meses, pero al costo de hoy, la situación de los institutos es insostenible Si los insumos los tienen que aportar los oftalmólogos y cobrarlos dentro de seis meses, pero al costo de hoy, la situación de los institutos es insostenible

Por último, Drago manifestó que muchas obras sociales directamente no están autorizando algunas prácticas, como intervenciones quirúrgicas de alta complejidad.

Suponemos que todo el sistema está abocado a la pandemia, pero por esta situación, muchos pacientes han dejado de controlarse y de comprar la medicación, luego su patología puede empeorar por esto Suponemos que todo el sistema está abocado a la pandemia, pero por esta situación, muchos pacientes han dejado de controlarse y de comprar la medicación, luego su patología puede empeorar por esto

Falta de respuesta

En cuanto al diálogo entre la AMO y las mutuales, Drago explicó que ellos han querido establecerlo, y se han dirigido a estas, mostrándole un estudio pormenorizado de los costos actuales.

Sin embargo, es como si jugáramos al teléfono descompuesto, no logramos entablar un diálogo y no es porque nosotros no lo propiciemos. desde algunas obras sociales, ni siquiera nos responden Sin embargo, es como si jugáramos al teléfono descompuesto, no logramos entablar un diálogo y no es porque nosotros no lo propiciemos. desde algunas obras sociales, ni siquiera nos responden

Drago aseguró que por parte de los oftalmólogos no hay ninguna voluntad de hacerles pagar el costo de los atrasos de las obras sociales a los pacientes, pero que es la única forma de seguir atendiendo.

A veces no nos conviene ni prender un equipo para hacer un estudio, por los costos que tiene hacerlo y la demora en los reintegros hacen inviable que podamos seguir atendiendo A veces no nos conviene ni prender un equipo para hacer un estudio, por los costos que tiene hacerlo y la demora en los reintegros hacen inviable que podamos seguir atendiendo