Diario Uno > Sociedad > Javier Roig

Javier Roig, el arquitecto mendocino con éxito mundial

Javier Roig es parte de uno de los equipos de trabajo más importantes del mundo y ha construido en los cinco continentes reconocidos edificios

El arquitecto mendocino Javier Roig tiene 42 años, se formó junto al reconocidísimo César Pelli, diseñó en Chile el edificio más alto de Sudamérica y ya conoció los cinco continentes como turista y como profesional. Además es parte del equipo de trabajo que construyó el 30 Hudson Yards, en New York, edificio elegido para uno de los shows de los Premios MTV.

Esta obra es un rascacielos de oficinas de 387 metros de altura ubicado en el West Side de Manhattan. Este lugar, inaugurado el 15 de marzo del 2019, fue uno de los escenarios utilizados para esta ceremonia.

Te puede interesar...

Uno de los cantantes que no pudo resistir la belleza arquitectónica del lugar fue el compositor y músico The Weeknd, quien ocupó el Hudson Yards para cantar “Blinding lights”, desde el nuevo observatorio ubicado en el edificio EDGE.

The Weeknd Performs "Blinding Lights" | 2020 MTV VMAs

Proyectado por el estudio de arquitectura KPF, con un interiorismo de Rockwell Group, Edge se ubica en el piso 100 de esta creación en la que participó Javier Roig.

Este rascacielo ofrece un área de visualización al aire libre de unos 700 m2, con panorámicas de 360º de toda la isla de Manhattan y más allá. El mirador panorámico está bordeado por 280 m2 de paredes de vidrio divididas en 79 paneles fabricados en Alemania y terminados en Italia; cada panel mide 2,7 metros de alto y pesa 544 kilogramos

Javier Roig además participó en un proyecto para construirle casas a los que menos tienen en Zambia. Con un grupo de voluntarios a través de una ONG, en la aldea de Chipolukusu, en aquel país africano, el mendocino ayudó en la construcción de viviendas en este lugar que uno de cada siete adultos tiene sida y uno de cada diez niños es huérfano, demostrando la pobreza extrema del lugar.

Javier Roig es parte del equipo de trabajo de Kohn Pedersen Fox, con quien construyeron este magnífico edificio en Nueva York. El profesional estudió Arquitectura en la Universidad de Mendoza y hoy se encuentra radicado en Londres, Inglaterra, hace 3 años. Desde aquel lugar europeo habló con Diario UNO y contó cómo es la arquitectura en aquel lugar, además de reflexionar sobre las nuevas formas que se adaptaran por la pandemia.

¿Qué significa que un edificio participe de una ceremonia tan importante como los Premios MTV?

Significa un montón porque muchas veces la arquitectura pasa como en una burbuja que uno no observa ni lo relaciona tanto como para mostrarlo en televisión. Algunos edificios tan especiales como Empire State. Este lo acababan de terminar mis colegas de la oficina de Estados Unidos y pude visitarlo, me dieron un tour muy lindo y las vistas que tiene son increíbles porque estás volando dentro del edificio. Sabíamos que algo estaban preparando porque nos armaron el escenario, tuvimos que chequear que la plataforma sea robusta para sostenerlo. Fue un poco de sorpresa para nosotros el verlo en la apertura. Es el proyecto privado más grande hecho en Estados Unidos.

También participaste del Costanera Center, el edificio más alto de Sudamérica que están en Santiago de Chile

El Costanera Center lo diseñé hace varios años, ese en su momento tenía la observación más alta del hemisferio Sur. En su entonces para la apertura, el cliente (Cencosud) estábamos tratando de organizar un juego de tenis entre Nadal y otro jugador, pero no pudimos concretarlo. Es por lejos lo más alto que hay, podes ver la montaña y si te toca un día lindo es magnífico.

Costanera center.jpg

¿Cuál es la diferencia de construcción entre Estados Unidos y Europa?

En Europa es más complicado porque hay muchos edificios existentes y la disponibilidad de terrenos es casi nula. Proyectos de masterplans y tomar zonas en distintas partes de Europa. Agregar ciertos edificios a un edificio es como un proyecto solo. Ahora se está construyendo mucho cerca de las líneas de trenes que es en donde hay más disponibilidad de terrenos. Si se empieza en Londres a escavar y encontras algo histórico hay que cambiar el proyecto. En Roma hay muy pocos edificios nuevos dentro de la ciudad por eso mismo.

¿Cómo fue la experiencia de construir casas en África?

Estoy a cargo de los voluntariados en la oficina nuestra que es muy importante. En el 2014 organizamos voluntariados para hacer casas de personas que lo necesiten. Hemos estado en Zambia, en Vietnam, en Malaui, en Indonesia. La idea es recaudar plata por parte de nuestra empresa para colaborar con estos lugares. Es parte de la fundación de la oficina que tenemos. Siempre es un gusto hacerlo cada año. Este 2020 íbamos a ir a Sudáfrica y fue lo primero que se canceló en marzo e intentaremos ir el año que viene.

Javier Roig1.jpg

¿Cambia la perspectiva sobre la vida estar en esos lugares?

La forma de vivir te hace apreciar mucho más lo que uno tiene. Llevo 10 o 15 personas de Londres y es sorprendente. Damos por sentado que el agua para beber sale de una canilla, pero ahí no es así. La verdad te hace valorar lo que uno tiene sea mucho o poco.

¿Cómo repercute la pandemia en la construcción?

Al principio nos dio una gran preocupación porque tenemos muchos proyectos en China, pero vimos un par de meses por anticipado lo que iba a pasar. Muchos proyectos se han frenado esperando ver cuando las cosas vuelven a la normalidad. Hace 6 meses que no pisamos la oficina y estamos todos trabajando desde casa. ¿Es realmente necesario construir más espacios de oficina cuando se vio la necesidad de trabajar desde casa? Ha sido un re pensamiento de todo lo que hacemos, querés vivir en un departamento o en un lugar más cómodo.

¿Cambia la forma de construir post pandemia?

Sí, pero son cambios positivos. Muchos de nuestros clientes nos piden cúal es la forma más eficiente. Antes nos pedían cómo meter más oficinas en un piso y a hacer departamentos mínimos sin espacios verdes. Ahora todo esto lo cambió, el distanciamiento social ha abierto un montón de oportunidades. Hay que hacer los para vender proyectos. La gente quiere más espacios verdes, las oficinas tienen que estar más integradas a espacios abiertos. La gente ha cambiado la mentalidad. En términos de arquitectura ha sido favorable.

WhatsApp Image 2020-08-31 at 20.38.20.jpeg

¿Cuál es el proyecto más importante que tuvieron que modificar?

Proyectos en Canadá que tuvimos que modificar la entrada, salida y pensar en más lugares para que la gente no se cruce. Además pensamos en más aire natural en las oficinas. Un proyecto nuevo, en la torre residencial más alta de Europa, por ejemplo, el cliente no quería poner balcones. Ahora eso imposible, la gente no va a vivir en una caja de vidrio todo cerrado. Estamos haciendo muchos cambios en proyectos existentes en China y Europa.

¿Cómo es la actualidad arquitectónica en Mendoza?

Cuando hicimos el Costanera Center, el edificio más alto de Sudamérica (en Santiago de Chile), trabajé con René Lagos. Y en edificios de altura el sismo es muy controlable. Cuando hay edificios de altura el tema es el viento más que el sismo. Tuve una educación excelente de la Universidad de Mendoza en donde nos enseñaron los principios básicos de cómo diseñamos, de tener vigas que conecten como si fuera un círculo para tener más rigidez. La estructura es un poco más grande que con otras zonas.